(IM)PERTINENCIAS

Andalucía no se merece este silencio

En una situación tan difícil como la que ha creado la pandemia y cuando nos jugamos el futuro, la sociedad civil andaluza no se moviliza ni hace patente sus preferencias. Pueden volver a decidir los mismos de siempre

La banca se ha convertido en una rémora para la actividad productiva, en una fuente innecesaria de deuda y en el vehículo con el que se llevan a cabo operaciones especulativas e incluso criminales que producen crisis de todo tipo. Es preciso otro tipo de negocio bancario

Diez propuestas del Transnational Institute que demuestran que hay alternativas pero que falta voluntad política y decisión ciudadana

Video con la entrevista que me hicieron en ATTAC TV sobre el presente y futuro de las pensiones públicas

Se ataca mucho a los sindicatos diciendo que perjudican a la economía y a los propios trabajadores pero los datos, los hechos, la investigación científica, demuestra lo contrario. En el artículo comento que un nuevo estudio que acaba de publicarse vuelve a demostrarlo.

Una cosa es la euforia especulativa de las bolsas cuando se anuncia que se dispondrá de una vacuna contra la Covid-19 y otra que disponer de ella sea suficiente para que se puedan recuperar las economías. Aquí explico por qué.

Por actuar creyendo que o salvamos vidas o a la economía, como si fuese algo antagónico, terminaremos destruyendo ambas cosas. La realidad es compleja y no bipolar, ni de blanco o negro.

Se quiere hacer creer que las medidas para combatir la pandemia causarán un desastre económico pero no es cierto que sea así. Nos asomamos a una catástrofe pero por otras causas que tiene que ver con las políticas que se han venido aplicando desde hace años y porque se quiere hacer frente a una pandemia que paraliza la economía haciendo

Debate sobre el futuro de las pensiones organizado Sociedad Civil Catalana

El gobierno presenta nuevos Presupuestos Generales del Estado, por fin, pero si no logra ser más eficaz luchando contra la pandemia no van a servir de mucho. Y para eso necesita ganarse la confianza y la complicidad de la población con más transparencia, rendición de cuentas y coherencia.