Colaboración con fuerzas políticas (2)

Escuchar

Hace unos días comenté en esta web que la candidata Teresa Rodriguez me había pedido colaboración para elaborar el programa económico de Podemos en Andalucía. Como tengo entendido que se presenta mañana 27 de febrero quiero decir que, por razones que desconozco, mi única colaboración ha consistido en proporcionarle algunos documentos escritos por mí en los últimos años. Ni he tenido más participación ni siquiera he visto borrador alguno. Deseo y espero que lo que hayan elaborado sirva para sacar a esta tierra a la que amo de su atraso secular.

Alemania solo busca su nueva Europa

Escuchar

Publicado en Público.es el 23 de febrero de 2015

Los medios de comunicación y los centros de poder económico y político de Europa tratan de hacer creer que las dificultades para llegar a un acuerdo con Grecia provienen de las exigencias y de las malas prácticas de este país y que es la posición del nuevo gobierno heleno lo que justifica que sea tratado con intransigencia por sus socios europeos, con Alemania a la cabeza.

Lo cierto es, sin embargo, que Grecia ha cumplido a rajatabla las imposiciones de la Troika pero que éstas se han mostrado como un completo fracaso para recuperar la economía, disminuir la deuda y mejorar la vida de las personas, lo que justificaría que se iniciara un camino diferente.  Además, lo que está planteando el nuevo gobierno no es sino tratar de encontrar fórmulas que permitan hacer frente a estos problemas de una manera más efectiva y no haciendo oídos sordos a los compromisos anteriores sino replanteándolos. Y a ello se une que lo que necesita Grecia para salir adelante es un montante de recursos o una generosidad de los demás realmente ínfimos si se comparan con los que se han dedicado hasta ahora a los bancos o incluso a economías mucho más prósperas como la alemana. Tanto es así, que hasta alguien tan poco sospechoso de simpatías con Syriza como el presidente Obama ha manifestado que lo razonable sería no presionar tanto a Grecia y ayudarle a recobrar el crecimiento para que pueda salir de su situación.

Sigue leyendo

Colaboración con fuerzas políticas

Escuchar

Como me ha ocurrido en otras ocasiones, también ahora que hay elecciones en Andalucía me han pedido que colabore con fuerzas políticas.

La candidata de Podemos, Teresa Rodríguez, una persona cuya convicción y compromiso creo que son muy necesarios para Andalucía, me pidió que le ayudara a elaborar su programa económico y a contactar con otras personas que también pudiesen hacerlo. Le ha pasado documentos que he ido escribiendo en estos últimos años y le he informado sobre las que he creído que podrían estar igualmente dispuestas a colaborar con ella. Me pidió también que le diera su opinión sobre el programa una vez que esté finalizado y lo haré con gusto. Por su parte, Antonio Maíllo, coordinador de Izquierda Unida de Andalucía y a quien tengo un gran aprecio, me preguntó hace unos días si yo estaba dispuesto a ayudar a su organización en la elaboración del programa. Le comenté la demanda que previamente me había hecho Teresa Rodríguez y que, no obstante, yo nunca he negado la colaboración a nadie, de modo que si le podía ser útil en algo que me lo pidiera con toda confianza.

No sé hasta qué punto pueda ser valiosa mi colaboración para ambos pero me pregunto cómo es posible que dos organizaciones que, a pesar de las diferencias, recurren a un mismo tipo de personas o ideas para elaborar su programa no trabajan juntas para llevarlo a cabo e ir unidas a las elecciones. Entiendo que haya dificultades pero los animo para que traten de superarlas pronto porque quienes pagan la situación actual son las personas y colectivos más empobrecidos: si quienes quieren defenderlos van cada uno por su lado nunca podrán hacerlo con eficacia.

Dos frases

Escuchar

Me envía mi gran amigo Antonio Moreno (el autor de la web estafaluz.com que en varias ocasiones he recomendado seguir y difundir) dos frases que quizá deberían estar siempre presentes en nuestro pensamiento:

Una es “La verdad padece, pero no perece”. La otra: “Cuando se suprime la justicia, ¿qué son los reinos sino grandes bandas de ladrones?”.

Quizá a algunas personas le sorprenda quiénes son sus autores: Santa Teresa de Jesús y San Agustín.

La universidad de Rajoy, otro negocio para la banca

Escuchar

Publicado en Público.es el 30 de enero de 2015

El gobierno acaba de aprobar (un vez más por decreto) otra importante reforma educativa que también en esta ocasión tiene significativos efectos colaterales, ahora en forma de un nuevo negocio para la banca.

Lo que propone el gobierno es que la actual estructura de los estudios universitarios (cuatro años de grado más uno de áster) pase a ser (en principio de modo voluntario según el criterio de cada universidad) de 3 más dos.

La propuesta no es en sí mismo buena o mala sino que, como suele ocurrir casi siempre, depende del contexto y las condiciones en que se lleve a cabo.

Otros países europeos tienen esta estructura y no son precisamente los que tienen un peor sistema universitario, de manera que puede ser que la fórmula también pudiera ser la más apropiada para España. Sigue leyendo

Conferencia en Cádiz sobre la situación económica de Andalucía

Escuchar

El martes 27 de enero a las 18,30 impartiré una conferencia sobre la situación de Andalucía en Cádiz titulada Andalucía en una nueva encrucijada. Perspectivas y alternativas económicas.

Será en la Sala Bolívar de la Universidad (Edificio Constitución 1812), que se encuentra en la Avenida de Carlos III nº 3 (Antiguo Aulario LA Bomba). La entrada es libre.

CARTEL 315

Impresiones de un viejo anarquista (1871) con gran actualidad

Escuchar

Anselmo Lorenzo fue un distinguido anarquista español de vida y obra muy interesantes. Lo traigo aquí a colación porque creo que sus impresiones sobre lo que ocurría en la Primera Internacional (a cuya conferencia de Londres asistió en 1871 como delegado español) tienen gran actualidad en nuestro tiempo. Así me lo parece a mí cuando observo las relaciones que hoy día se dan entre quienes se presentan a sí mismos como los grandes defensores y salvadores de las clases trabajadoras y populares.

En su libro El proletariado militante (Biblioteca Virtual Antorcha, 2008, p. 210) escribió: “De la semana empleada en aquella Conferencia guardo triste recuerdo. El efecto causado en mi ánimo fue desastroso: esperaba yo ver grandes pensadores, heroicos defensores del trabajador, entusiastas propagadores de las nuevas ideas precursoras de aquella sociedad transformada por la revolución en que se practicará la justicia y se disfrutará de la felicidad, y en su lugar hallé graves rencillas y tremendas enemistades entre los que deberían estar unidos en una misma voluntad para alcanzar un mismo fin”.

Parece que no se ha avanzado mucho.

¿Son irrealizables las propuestas de Syriza o Podemos?

Escuchar

Publicado en Público.es el 15 de enero de 2015

Desde que comenzó a atisbarse que Syriza en Grecia y Podemos en España podían llegar a gobernar con propuestas diferentes a las que se vienen aplicando en Europa no se ha parado de decir que sus programas son irrealizables.

Desde hace unos años en Grecia y ahora en España el formato es el mismo. Los economistas que en su día decían que no había burbuja inmobiliaria, que se saldría de la crisis enseguida o que llevan años difundiendo modelos que siempre fallan calculando la evolución de las pensiones públicas, se presentan ahora como los que de verdad saben predecir el futuro para asegurar que las propuestas de Syriza o Podemos no se podrán llevar a la práctica. Los presidentes o ministros de los gobiernos, como el español, que han incumplido la totalidad de sus compromisos electorales dicen ahora, como Rajoy, que Syriza o Podemos prometen “lo imposible”. Responsables públicos que en los últimos años han dejado que se produzcan autenticas fechorías y corruptelas de todo tipo, ahora aseguran que con Syriza o Podemos se deteriorarán las instituciones. Y los que han aplicado las políticas que han multiplicado la destrucción de empresas, el paro, la deuda y la evasión de capitales, afirman con rotundidad que las políticas de Syriza o Podemos nos llevarán a la catástrofe económica.

Sigue leyendo

Europa prefiere buitres

Escuchar

En mi artículo de esta semana en El País Andalucía comento la oposición de los países de la Unión Europea a crear mecanismos internacionales para reestructurar la deuda, una propuesta que aprobaron 124 países en Naciones Unidas hace poco. Puede leerse aquí.

Hay que pedir responsabilidades al Banco de España

Escuchar

Publicado en Público.es el 1 de enero de 2015

Como he comentado en otro artículo (¿Salimos de la crisis?) en los próximos meses se registrará una mejora de la actividad económica, aunque muy moderada y desigual, como consecuencia del aumento del gasto propio de un año electoral y de la bajada de los precios del petróleo.

Pues bien, ha bastado que se intuya esa mejoría para que el Banco de España, sin perder un minuto, ya anuncie a bombo y platillo que los salarios no pueden subir afirmando, como siempre, que si lo hacen se perderá la expectativa de recuperación económica.

Una vez más, el Banco de España actúa de parte, es decir, haciendo afirmaciones sin fundamento científico ninguno pero que llevan a que las medidas de política económica que se puedan tomar sean en beneficio de los propietarios de capital y de los bancos y en contra de los asalariados. Algo que de ninguna manera se puede afirmar que sea inevitable que ocurra para que haya recuperación económica. Sigue leyendo

Ideales “chavistas” a los que yo me apunto

Escuchar

Un reportaje de El País sobre la Fundación CEPS, en cuyo título se afirma que ésta última (que considera vinculada a Podemos) “ve a España receptiva a ideales chavistas” señala al final de su texto cuáles son esos ideales “chavistas”: ”Los procesos constituyentes, como vía “para la reformulación de las bases de una sociedad”. Y los presupuestos participativos, la auditoría de la deuda, la posibilidad de revocar cargos electos a mitad de mandato o la “ratificación popular de las reformas constitucionales”.

La verdad es que no creo que esas propuestas sean en realidad chavistas sino más bien de auténtica democracia. ¿Ven algo de malo en ellas? Yo me apunto a todas. No porque sean o no chavistas sino porque me parece que son absolutamente deseables. ¿No lo creen ustedes así?

Alimentar el mundo, cuidar el planeta.

Escuchar

Para terminar el año con motivos de reflexión y compromiso para el próximo, invito a ver este video en el que José Esquinas nos habla de la situación del planeta y de cómo podemos hacerle frente.

José Esquinas, es una de las personas que se puede decir que más ha hecho por salvar el planeta en los últimos decenios. Y eso no es ninguna exageración: ha trabajado en Naciones Unidas (en la FAO) durante 30 años ocupándose de temas como recursos genéticos, biodiversidad agrícola, cooperación internacional y ética para la agricultura y la alimentación. Durante su estancia en la FAO ha sido, entre otras cosas, ­Secretario general de la Comisión intergubernamental (170 países miembros) sobre Recursos Genéticos para la Agricultura y la Alimentación de la FAO desde su establecimiento en 1983 hasta el 2007, ­Secretario del Tratado Internacional de Recursos Fitogenéticos desde su entrada en vigor en 2004 hasta el 2007, y Presidente del Comité de la FAO de Ética para la Agricultura y la Alimentación desde su establecimiento en 1999 hasta el 2007. Desde estas posiciones ha viajado por más 100 países, y ha promovido y coordinado la negociación por parte de los países de numerosos acuerdos y códigos de conducta internacionales, incluido el Tratado Internacional sobre Recursos Genéticos.

Respuesta a un comentario de Ricardo Galli (@gallir)

Escuchar

Hace unos días escribí en mi cuenta de Twitter el siguiente texto: “En 1970 1 de cada 50 estadounidenses necesitaba cupones de comida del Estado para alimentarse.  Hoy, 1 de cada 5″. La frase la había recogido casi literalmente de un artículo de Stephen Lendman titulado “Christmas in America: Growing Poverty, Unemployment and Homelessness in the World’s Richest Country”.

Al poco tiempo, Ricardo Galli, un colega doctor en informática al que admiro mucho por su defensa del software libre y por su labor al frente de meneame.net, escribió varios comentarios en su cuenta e incluso una entrada en su blog titulada “Cuando hasta catedráticos de economía caen en la trampa de estadísticas y comparaciones erróneas”. Una entrada, por cierto, que mereció en su blog y en Twitter comentarios como el siguiente: “Con esta gente (añado Monedero) que son los intelectuales de Podemos ¿A donde vamos a ir? Probablemente al desastre. Son las cabezas de la version española de esa izquierda conspiranoide nacida la década pasada de gente como el proxi DE Iran /Siria Thierry Meyssan. Esta gente es verdaderamente peligrosa, bastante peor que una clasica izquierda dogmatica . Tienen como referencia a Voltaire net y a Global research , ayuda de Iran , Siria, Venezuela o Rusia”.

La verdad es que no soy especialista en economía estadounidense y mucho menos en las políticas de ayudas alimentarias que allí funcionan desde hace décadas pero si sé que los datos y estadísticas sobre pobreza y hambre en Estados Unidos (como en casi todos los sitios) son controvertidos y que tienen diferentes perspectivas de análisis. Es habitual encontrar críticas a quienes solo ven en ellos una situación social calamitosa (por ejemplo, 29 Uncomfortable Myths About Soaring Poverty In America) y, al contrario, defensas de las políticas que hacen frente al incremento de la pobreza (por ejemplo, In Defense of Food Stamps). Y es sabido que el caso concreto de los cupones de comida del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria es una de las puntas de lanza de la oposición republicana y de la opinión pública más conservadora contra los demócratas en general y contra Obama en concreto. El derechista Newt Gingrich llama a este último “el mandatario de los cupones” y el “Most Effective Food Stamp President In History”.

Creo que lo que hace Galli en sus comentarios es alinearse con esa posición conservadora (aunque esto no equivale a incluirlo políticamente en esa corriente, ni mucho menos) y está en su derecho, pero creo que me hace una crítica algo injusta e innecesariamente descalificadora. Por eso me gustaría aclarar alguna cuestión sobre mi comentario y los suyos.

1. No es cierto que yo interpretarse de alguna forma el dato que puse en mi cuenta de Twitter. Me limité a señalar dichas proporciones. No hice interpretación alguna de por qué ahora hay más estadounidenses que en 1970 suscritos al Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria. Por tanto, creo que sobran sus comentarios sobre los errores de mi interpretación. Si la hubiera hecho y fuese equivocada, quizá tendrían sentido sus palabras de crítica. Puedo aceptar, sin embargo, que la expresión “para alimentarse” pueda evocar un grado de necesidad extremo que no necesariamente tiene que ver con lo que ocurre con todas las personas que recurren a ese Programa.

2. Es cierto que hay un error en la cifra del que no me percaté. Actualmente, la relación entre personas que reciben cupones de comida (que ya no son cupones exactamente sino una tarjeta electrónica) no es de una por cada cinco estadounidenses sino de una por cada siete. Asumo el error y pido disculpas.

3. Tampoco dije yo, como afirma Galli, que el número de beneficiarios de los cupones de comida haya aumentado 10 veces desde 2008. Basta leer mi tweet para comprobarlo: comparo la cifra de 1970 con la actual.

4. La comparación entre las personas que se acogían en 1970 y ahora es habitual, bien para subrayar que la situación social ha empeorado mucho desde entonces (lo que suelen hacer las críticas más a la izquierda), o bien para criticar (como ya he dicho que suele hacer la opinión más conservadora) que las sucesivas reformas hayan ampliado en exceso e innecesariamente el abanico de personas que pueden acceder al Programa. Esto último es lo que se hace, por ejemplo, en el artículo Food Stamp Fiasco aparecido en The Wall Street Journal, en el que concretamente se hace alusión a la relación de un perceptor por cada 50 estadounidenses en 1970.

5. Afirma Ricardo Galli que yo no me doy cuenta de que “esos números por sí solos no indican nada” porque “Pueden indicar que hay 10 veces más pobreza, o que se aumentó 10 veces la cobertura social del estado (entre 1970 y 2014 es mucho más de lo segundo que de lo primero). Es fácil verificar que la comparación no tiene sentido: desde 1970 hasta ahora hubo más de 10 reformas al programa, y fundamentalmente el crecimiento geográfico no alcanzó a todo EEUU hasta el 1 de julio de 1974″.

Ya he dicho que yo no escribí nada acerca de lo que pueda haber detrás de esos datos. Pero el hecho de que puedan deberse a una u otra razón (en lo que yo no entré) no quiere decir que esos datos no indiquen nada. En todo caso, querrá decir que indican varias cosas y que habrá que descubrir cuál de ellas es exactamente la más reveladora.

Lo cierto es que hay una correlación muy estrecha entre la evolución en el número de personas suscritas al Programa, el nivel de pobreza en Estados Unidos e incluso el número de personas y hogares en situación de inseguridad alimentaria, y creo que es innegable que han tenido siempre un efecto reductor de los efectos de la pobreza muy positivo. Y eso, por una sencilla razón: el 91% del montante de los cupones de alimentos van a hogares por debajo del umbral de pobreza y el 80% de los hogares que los reciben tienen ingresos brutos por debajo de ese umbral. Solo un 5,2% de los hogares que los reciben tienen ingresos por encima del 130% de ese umbral (Los datos proceden de un informe del Center on Budget and Policy Priorities que utiliza fuentes primarias).

De hecho, lo normal es entender que la caída en el número de personas suscritas al programa es una señal de que la economía mejora (Eso se afirma, por ejemplo, en el artículo Food-Stamp Use Starting to Fall también aparecido en The Wall Street Journal). Parece lógico, pues, que también se entienda lo contrario, que aumenta cuando la situación económica empeora y en particular la situación de las personas con menos ingresos (de hecho, se considera que el Programa es un buen estabilizador fiscal automático, es decir una medida contra el ciclo económico que se pone en marcha sin necesidad de que nadie lo ordene, sino automáticamente, aumentando su cuantía cuando la economía va mal y bajando si mejora). Reconozco que lo que yo pensaba (aunque no lo escribiera) cuando puse el tweet era que la variación alertaba sobre el gran deterioro (que me parece hoy día innegable) que se ha producido en el nivel de vida de las clases medias y bajas de Estados Unidos. Y sigo pensando que se puede defender sin mucho problema la idea de que el incremento en la cuantía y los perceptores del Programa está correlacionada con la evolución del bienestar y de la situación económica en ese país, con independencia de que además lo esté con los cambios que se han producido en la extensión del programa (que, por cierto, no creo que se haya aumentado por el gusto de aumentarla). Así creo que se demuestra claramente en el artículo de Peter Ganong y Jeffrey B. Liebman The Decline, Rebound, and Further Rise in SNAP Enrollment: Disentangling Business Cycle Fluctuations and Policy Changes.

6. También me critica Galli que haya utilizado la expresión “cupones de comida del Estado para alimentarse” y que eso es otra prueba de que comparo peras con manzanas pues -dice él- ese Programa no es sólo para los que “no tienen para comer”.

Es también incierto que yo haya escrito que sea para los que “no tienen para comer”, como él entrecomilla. Escribí “para alimentarse” (y ya he dicho que lamento que se haya podido malinterpretar esa expresión). Pero es que realmente desconozco qué otros usos tiene, según Galli, el Programa Suplementario de Asistencia Nutricional. Lo que sí he podido comprobar es que en 2005 los hogares destinaban el 80% de la cuantía recibida a adquirir frutas y verduras, cereales, lácteos y carnes (Making America Stronger: A Profile of the Food Stamp Program). Y no creo que sea casual que, como he señalado antes, haya una relación estrecha entre la cuantía y extensión del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria y el número de personas u hogares en situación de inseguridad alimentaria en Estados Unidos (en 2013, 49 millones y 17,5 millones, respectivamente, según Household Food Security in the United States in 2013 del Departamento de Agricultura de Estados Unidos).

7. En cualquier caso, agradezco mucho a Ricardo Galli que se ocupara de mi comentario. Me ha recordado que en Twitter (y en cualquier otro lugar) hay que ser cuidadoso cuando se traslada información procedente de otros autores y que en ese medio es fácil que se produzcan malos entendido. Trataré de evitarlos en el futuro.

Post Scriptum. Acabo de leer una vez publicado este post que molesto a Ricardo Galli cuando afirmo que su comentario se alinea con la posición conservadora. Retiro esa expresión (aunque dejé claro que no me refería a que él personalmente se incluyera en esa definición) con la que simplemente quería señalar que hay diferentes posiciones interpretativas sobre el aumento del número de personas suscritas al Programa. Y le pido disculpas si se siente ofendido por eso.

El mundo no es exactamente como nos dicen. La gente tampoco

Escuchar

Tratan de convencernos a diario de que la gente es egoísta y de que solo trata de satisfacer su propio interés. Este video está en inglés pero no hace falta conocer esa lengua para descubrir que las personas -como este americano sin hogar- no somos siempre exactamente como nos dicen que somos.

¡Felices fiestas!

Incendiarios de aulas

Escuchar

En mi artículo de esta semana en El País Andalucía escribo sobre las críticas que se le vienen haciendo a la universidad española, a mi juicio cargadas de mala intención y de exagerada condena. Yo creo que el “templo de la inteligencia”, como la definió Unamuno, es más necesario que nunca para que florezca la concordia, el respeto y la paz en una sociedad cada vez más dada al cainismo y la violencia. Puede leerse aquí.