(IM)PERTINENCIAS

Falta leche infantil, sobra afán de lucro

El desabastecimiento de leche en polvo infantil en Estados Unidos es otra muestra de que las virtudes del capitalismo van unidas a graves inconvenientes.

NUEVO LIBRO

Argumentos manipulados y errores de bulto para confundir a la gente y ocultar lo que ocurre de verdad en el oligopolio eléctrico. ¿Ignorancia o maldad?

El debate de nuestro tiempo no debería el de si subir o bajar impuestos sino el de crear nuevos tipos de tributos que respondan a las nuevas formas de funcionar de la economía de nuestro tiempo. Se podría obtener más recaudación con mucha menos carga fiscal

La subida de tipos de interés que han comenzado a aplicar los bancos centrales no va a frenar la inflación: va a provocar una nueva recesión. Lo saben pero no reconocen que están equivocados en el análisis de la inflación que vienen realizando desde hace décadas.

Los buenos datos de empleo no deben hacernos olvidar los riesgos a los que se enfrenta la economía española.

Estamos viviendo el fracaso histórico de las formas de ver y analizar el mundo y de las maneras de actuar sobre él de las izquierdas de nuestro tiempo.

Sin otro objetivo que atacar al gobierno progresista sea como sea, la derecha hace propuestas que son auténticas barbaridades. En este caso, alentar el consumo cuando la inflación alcanza los niveles más elevados de los últimos cuarenta años.

Recurrir a la subida de tipos de interés para hacer frente a la inflación no es solución: produciría una caída gigantesca de la actividad económica. En el artículo propongo otras medidas que podrían frenarla.

Un paro que no resuelve los problemas del sector si solo recibe respuestas inmediatas por parte de la administración y si los transportistas no se dan cuenta de lo que realmente hay detrás.

La inflación sube cada día más y no conviene tomar medidas equivocadas para atajarla. Aquí señalo los principales errores que, a mi juicio, se pueden cometer.

Acusan a Putin, seguramente con razón, de cometer crímenes de guerra. Pero no están dispuestos a reconocer que ellos mismos los han cometido y los cometen.