Más propuestas de unidad ciudadana

Escuchar

Publicado en Público. es el 11 de junio de 2013

El pasado 25 de mayo, el Consejo Político Federal de Izquierda Unida hizo público un comunicado ratificando su compromiso para alcanzar un amplio acuerdo político y social destinado a “aglutinar en la movilización y en las luchas a quienes apuestan por una salida social de la crisis, configurada de forma colectiva, un lugar de encuentro y coordinación, de quienes desarrollamos la misma lucha en diferentes planos”. Convencida de que es el momento de “la rebelión democrática”, IU apuesta en el documento por “derribar tabiques, buscar puntos de encuentro, resaltar lo que nos une, minimizar lo que nos separa para coordinar esfuerzos y sobre todo sumar energías, de forma que nos planteemos, no sólo hacer frente a las agresiones del capital, sino sobre todo, construir una alternativa de futuro que dé sentido a las luchas que hoy desarrollan miles de personas en todo el Estado, una Alternativa con vocación de llegar a la mayoría social”.

En mi opinión es una buena propuesta política que muestra un modo generoso de acercase a los demás y que puede contribuir muy positivamente a dar la respuesta política efectiva que se precisa desde hace tanto tiempo para frenar la agresión que ahora realiza el Partido Popular.

Con ánimo de contribuir a esa iniciativa, se me ocurren algunas ideas que expreso con el simple deseo de evitar que se vuelva a ofrecer algo solo un poco diferente pero en esencia más de lo mismo que tenemos ahora.

Como digo, es muy valioso el ofrecimiento de Izquierda Unida pero al mismo tiempo creo que no se puede olvidar que mucha gente sigue viendo a esa fuerza política como una parte más, bien es cierto que distinta, del entramado partidario de la transición, de un modo viejo de hacer política. No se puede negar que IU ha estado siempre en posiciones alejadas de la que han mantenido los partidos mayoritarios, pero también lo es que sus continuas disensiones internas, casi siempre cerradas de modo traumático y poco ejemplar, los postulados arcaicos y dogmáticos que defiende una parte de su militancia, su incompleta apertura a las mujeres, ecologismos y otros movimientos alternativos, o la incoherencia de algunos de sus representantes en instituciones de gobierno o entidades financieras, no le ha permitido ser reconocida por la mayoría de la sociedad como una fuerza completamente diferente a las que, con mayor apoyo social, nos gobiernan. El limitado ascenso que le reconocen las encuestas creo que indican que por sí misma sigue siendo incapaz de constituir la nueva mayoría social a la que sus propios documentos aluden.

A pesar de ello, creo que a nadie cabe la menor duda de que IU es la fuerza primordial para generar una alternativa sólida a la actual situación y que si no es con su apoyo y presencia constante y directa será muy difícil que cuaje una alternativa capaz de poner fin al drama que estamos viviendo.

Algo parecido, aunque en sentido contrario, ocurre con tantos movimientos, organizaciones y asambleas que propugnan nuevas formas de acción política y representación y deliberación social. Están contribuyendo muy decisivamente a cambiar la manera de participar en la vida pública y de reaccionar ante las agresiones, pero por sí mismos son completamente incapaces de poner en pie un alternativa viable, eficaz, y capaz de echar abajo el entramado de corrupción y dominio oligárquico en el que estamos. Para ello se necesita mucha más diligencia y disciplina, mejor y más flexible organización, capacidad de operar en las instituciones y de tomar decisiones con rapidez y eficacia, determinación y no mero asambleísmo, tantas veces paralizante. Y, sobre todo, se precisa una voluntad decidida, que de momento no se ha expresado, al menos con claridad, de actuar como sujeto político y no solo como grupo de presión o referencia moral, por muy importante y necesario que esto sea.

Y a ambos polos les falta algo mucho más importante que las anteriores carencias: la capacidad efectiva de ir mucho más allá de ellos mismos, más lejos del mundo de IU o del que rodea y forman parte el 15-M, las mareas, las asambleas y movimientos diversos que últimamente se han puesto afortunadamente en marcha, y todos los cuales, eso sí, están desempeñando una tarea formidable y titánica para concienciar y movilizar a la población.

La mayoría social que se precisa no está solo en sus universos respectivos sino que hay que salir fuera de elllos. Está allí donde está una ciudadanía a la que aún no han llegado esos discursos, salvo en algunos, y por eso hemos de tomarlos como referenciales, como la lucha contra los desahucios, que han sabido centrar el eje de las luchas en valores o reivindicaciones de ciudadanía, y no en formulaciones abstractas y lejanas e incomprensibles para la mayoría de la gente corriente, o en posiciones ideológicas o lecturas históricas que ya solo comparte, para bien o para mal, una parte muy pequeña de la población.

Por eso, la primera tarea a abordar me parece que debería ser la de formular una propuesta conjunta de acción “traducida” a un lenguaje y a fórmulas políticas comprensibles y atractivas para quienes no forman parte de la cultura tradicional de la movilización social, expresada en el lenguaje de la mayoría de la población y no en la jerga de las vanguardias políticas de las izquierdas tradicionales.

¿Para cuándo un programa común de medidas de urgencia y a corto y medio plazo en el que se muestre con claridad el horizonte en positivo que se abre con quienes ofrecemos otro camino ante los problemas y las agresiones que la mayoría de la sociedad está sufriendo, un programa que se debate y difunda por todas las esquinas de España para que sea asumido y suscrito comprometidamente  por todas las organizaciones, partidos, sindicatos, asociaciones, colectivos, o personas de cualquier tipo… ?

Hemos de ser conscientes, además, de que la gente no quiere contribuir a que se reproduzcan las viejas formas de hacer política y de representar a la población. Es posible que me equivoque pero yo creo que la gente desconfía ya demasiado de los partidos y de las organizaciones del viejo estilo. No digo que eso las obligue a desaparecer, ni mucho menos, pero tengo la seguridad de que quienes deseen apostar en firme por conformar nuevas mayorías sociales deben ofrecerse a la ciudadanía (y no limitarse a llamarla para que venga a ellos) como instrumentos novedosos y no como fines, y mostrar que están dispuestos a entender la vida política y actuar en ella de un modo distinto al hoy día predominante.

¿Por qué no negociar entre todos un nuevo Estatuto de la política y de la representación ciudadana que propicie una especie de nuevo contrato electoral y de representación con la ciudadanía, en el que se acuerde, por ejemplo, la revocabilidad de los mandatos y la forma para llevarla a cabo, los compromisos concretos de quienes resultasen elegidos en parlamentos, gobiernos o demás cargos institucionales, el papel de la deliberación social, las formas de generar y asegurar que se cumplan los mandatos desde abajo, los procesos de toma de decisiones bajo fórmulas de democracia directa, etc….?

Tenemos muy próxima ante nosotros una oportunidad histórica para demostrar que somos capaces de ofrecer a la sociedad todo eso, una nueva forma de ser y de hacer política, un compromiso diferente con la ciudadanía, una capacidad auténtica de transformar, un proyecto de verdadero cambio, de regeneración y de nuevos horizontes que es viable y posible de llevar a cabo. Me refiero a la próxima convocatoria de elecciones europeas en las que sería fundamental concurrir con una candidatura ciudadana plural, de base y de nuevo tipo, que no puede ser ni de una sigla ni de varias sino de la gente.

¿Por qué no avanzar ya hacia una candidatura que tenga como rostros los que quienes se han consolidado en estos últimos años como referentes de la lucha social y de la conciencia ciudadana, que no sea elaborada desde arriba como acuerdo entre direcciones sino desde abajo, mediante procedimientos (quizá elecciones primarias) que revelen las preferencias de las personas normales y corrientes y que hagan efectivo su mandato, para que ellas sean las dueñas de estos nuevos procesos y para que éstos sirvan, sobre todo, para empoderarlas cada vez más y se consiga así que quien decida a partir de ahora lo haga realmente en su nombre?

Espero que Izquierda Unida y las demás organizaciones implicadas en este reto estén a la altura, que innoven de verdad y que no sean conservadoras; y, al mismo tiempo, que también las personas “de abajo” estemos dispuestos a contribuir desde nuestras respectivas actividades y posiciones a que se haga realidad la nueva respuesta política que necesitamos, muy plural y abierta, transversal, generosa, radicalmente democrática y regeneradora, deliberativa pero contundente y eficaz, rigurosamente alternativa y transformadora, republicana, en el sentido más auténtico y amplio del término, y profundamente libre y ciudadana. La única capaz de acabar con las agresiones y los recortes que se ceban y hacen sufrir especialmente con las personas más desprotegidas y necesitadas de nuestra sociedad.

Si lo queremos hacer, vamos a poder hacerlo.

20 pensamientos en “Más propuestas de unidad ciudadana

  1. Según el comité de majaras el gasto en pensiones en el año 2040 sería de un 12% del PIB mientras que los ingresos por cotizaciones serían de un 10% del PIB, lo que nos daría un déficit del 2% del PIB. Hay que decir que ese 12% está por debajo de lo que ya pagan otros países en pensiones sin que dejen de ser sostenibles.

    Pero si a día de hoy con un enorme desempleo, tenemos 16.3 millones de afiliados a la SS ( 2013) y manteniendo constantes la numerosas suposiciones que hacen estos ” expertos” con un aumento promedio por cotizante de las pensiones de unos exigüos 10 euros/ mes ( através de aumentos con criterios progresivos de estas y eliminación de bonificaciones ) tendríamos una recaudación de 1956 millones por año que hasta 2040 daría un fondo de 52812 millones de euros ( sin tener en cuenta los intereses que se lograrían invirtiéndolos que podrían llegar a duplicar la cantidad )

  2. Me tomo la libertad de aportar una modesta propuesta para esa nueva izquierda que se avecina. Es la siguiente: la creación de un MACRO TRIBUNAL INTERNACIONAL DE JUSTICIA, con centenares de jueces e instructores si fuera necesario, y reconocidos juristas de todo el mundo a la cabeza del tribunal, y que en el razonable plazo de medio año mejor que el de un año, esclarezca y dicte sentencia respecto a la corrupción habida en España por lo menos en los últimos 30 años, y EL QUE LA HAYA HECHO QUE LA PAGUE. Creo que esto podría unir a muchos. Porque sin justicia es difícil que prospere ninguna propuesta política, y en todo caso nacería coja. Así pues, primero justicia, por lo menos en el asunto de la corrupción, y luego lo que haga falta. Ya sé que esta propuesta es utópica, aunque no disparatada; pero si queremos conseguir algo hay que plantear lo imposible… ¿y qué más imposible que el exigir justicia?

  3. Lamento lo lacónico de mi comentario, no digo que el enlace que adjunto sea ninguna panacea, pero ha sido enviado a lo largo del tiempo a toda fomación política, por parte de muchos ciudadanos anónimos… respuestas siempre cero, programas en esta línea cero… cuando tengamos democracia o algo parecido el resto vendrá rodado, según queramos/quiera la mayoría, el resto yo lo veo como parches. Por supuesto no te pediría nunca que contestases a esta propuesta, el silencio administrativo de los próceres me lo ha dicho todo… y desde luego nunca sería tan absurdo/malintencionado para transferir a quienes de modo independiente buscan soluciones lo que nuestros “representantes?” obvian sin pudor.

    Si pasa por aquí algún político… que conteste… igual nos reímos… yo pago las cañas ;-)

    http://cambio99.org

    Saludos cordiales a todos!!!!

  4. Hola Fran, #1, me da que el comité de majaras además notiene claro su propósito teórico: Analizar diferentes escenarios de crecimiento claros y concisos, porque si extrapolamos conclusiones con el PIB actual (dato para mí intrascendente) a 40 tacos vista… lo de las pensiones es lo de menos… tamos muetos toooooosssss (y no sólo en el cortijo), vamos como cualquier plan de negocio en una empresa… si soy por ejemplo una telco, dependiendo del momento decido o no regalar terminales y elaboro una planificación acerca de cuando un cliente me será rentable… luego miento lo necesarios con ebit, ebitdas, camuflo opex en capex subcontratando…. pero endeluego… si proyecto la situacion aunque sea a 4 años con los mismos números una de 2: Me hechan a la p.calle o el negocio ha dejado de serlo… crecimiento = 0, vamos…. ;-)

    Salud!

  5. Juan, comparto totalmente su contenido y te felicito por su concreción y claridad. Un abrazo.

  6. Magnífico análisis/propuesta. No sabría que se podría añadir a ello.
    ¿Tal vez su puesta en acción a través de la iniciativa de un grupo de personas que se encargue de difundir y poner-en camino-/en-trayecto este “programa”- llamada ?
    Creo que algo en ese sentido se va haciendo perentoriamente necesario, pues todo lo que anda por ahí actualmente sigue bastante impregnado de esas formas/fórmulas pasadas que parece no quieren dejar de pasar: dogmáticas-estrechas, grupales-sectarias, personalistas, abstractas, idealistas, irreales, pueriles,redentoras, inocentonas, utópicas…. En fin, que no es cosa de criticar así no más, pero hay necesidad de decir lo que hay que decir; y ante todo decir que aquello que más falta hace es que iniciativas como las que propone Juan T. se pongan en marcha YA pues en caso contrario lo que nos espera a tod@s es la continua continuidad de lo que ya tenemos y su perpetuación en forma de “normalidad democrática”.

    ¡Democracia (Real) o Barbarie!

    Saludos.

  7. Por si alguien no lo ha leído, dejo un texto con un interesante razonamiento sobre la desconexión entre la gente (joven sobre todo) y partidos/sindicatos.

    http://www.attac.es/2013/06/12/por-que-partidos-y-sindicatos-no-conectan-con-las-personas-jovenes-y-precarias/

    Sobre el contenido de esta entrada de D. Juan Torres, nada más que decir. Es posible que algún día se dejen a un lado personalismos, dogmatismos y tantas otras “sensibilidades” que llevan a las características “guerra de guerrillas” y ejércitos a lo Pancho Villa, que tanto beneficia a quienes ya sabemos…

  8. Hola;
    comparto casi al 100% lo dicho por Juan torres.
    Es urgente hacer un programa de mínimos, y en ese programa yo incluiría algo de lo que se dice en este evento que estamos promoviendo desde diversos puntos de la geografia de españa:
    https://www.facebook.com/events/521239097935461/?fref=ts

    Una renta básica para quienes no tienen curro, repartir el trabajo mientras se crea empleo y reindustrializar españa con criterios de modernidad y sostenibilidad, podrían ser el aglutinante de tantas y tantos como hoy no sabemos por donde tirar, cuando nos levantamos cada mañana y vemos a los hijos en casa, sin nada que hacer
    Salud y republica socialista
    Victoriano

  9. Y es que además para el comité de majaras cuando el baby boom empiece a jubilarse las empresas no repondrán los puestos de trabajo vacantes, aunque por lo tanto produzcan menos y obtengan menos beneficios. Cosas veredes. Ya lo decía mi abuelo en 1942 para 1992 el Seguro de enfermedad no será sostenible.

  10. Excelente en tu planteamiento, comprensible y claro en su desarrollo. Lo difícil es que una fuerza política como izquierda unida, lidere y haga suya la idea de renovarlo todo en la medida que expones con el suficiente grado de implicación y acierto. Todos estamos hartos de grandes discursos que se transforman en grandes decepciones a sumarse a las de otros. Está clara la necesidad que nuestra actual situación requiere pero ¿ quién la liderará.?

    Desde la otra orilla la ciudadanía participa activamente con actitud crítica y a la vez desolada, en su lucha desigual con el engaño de los que nos gobiernan, alardeando de estar legitimados por una aplastante mayoría.

  11. Permítame e una pregunta. ¿Dónde estaba IU cuando se estaba fraguando todo
    este desaguisado de crisis? IU es cómplice de lo que tenemos hoy por acción u omisión y en connivencia con el poder establecido en aquel momento, es decir, PSOE. Ahora pretende alinearse con los movimientos sociales incluso liderarlos, pues amigo, para mi han llegado tarde. IU, como los sindicatos, han perdido el tren de la historia, tendrían que reinventarse, abandonar su forma de subsistencia a base de subvenciones y empezar a trabajar de verdad por un mundo mejor mediante una transformación personal da cada uno de sus miembros.

  12. Lo dudoso es que permitan lograr la deseada unidad
    ciudadana, seria muy arriesgado.

    Divide y venceras, es una inmensa realidad.

  13. En ese nuevo Estatuto político yo añadiría: los nuevos representantes además de revocables…no podrán cobrar el doble/triple que un españolito de a pié, no tendrán pensiones de marajás, etc. Es decir, vivirán en condiciones similares al resto de los mortales y cuando se acabe su mandato volverán a su quehacer habitual. Tal vez así la gente recupere la fe en la política.

  14. Estimado Juan, aunque casi siempre estoy de acuerdo contigo, por esta no paso, desde dentro, nunca se ha arreglado nada en ningún partido o sindicato, los reinos de Taifas, son demasiado retrógrados para ceder, IU ha dejado de funcionar como partido, se han acoplado al PSOE, Se han subido los sueldos, ¿pero sin darse cuenta?.
    Si tienen un mínimo de coherencia deberían dimitir todos, y de esta forma adelantar elecciones , por lo menos en Andalucía.
    podias hacer un estudio, o crítica del Partido X, he estado en una presentación y lo veo muy coherentes, otra cosa será el día a día, pero por lo menos este no me ha engañado todavía. un abrazo

  15. Hay que tener una grandeza de espíritu muy grande (y perdón por la redundancia) para que, ahora que está subiendo y que “a lo mejor ahora ya lo conseguimos”, integrarse en algo más amplio, perdiendo protagonismo. Me alegro mucho de la subida de IU, pero creo que no saben ver su techo, al que alude Juan. Y lo mismo digo de los grupos que van surgiendo en la medida que van teniendo protagonismo. A más protagonismo, menos grandeza (en el sentido al que me he referido: saber renunciar a tu nombre por el bien común). Del PSOE ya ni hablo. Del PSOE aparato. No de su militancia. Tanto más cerca de lo que dice Juan, cuanto más de base es esa militancia. Vamos, creo yo.

  16. Y me apunto al comentario que hace Arsenio González más arriba (lo del sueldo y las pensiones).

  17. La única solución en verdad duradera, insisto, para acabar con muchos males de esta tan enferma sociedad, sería erradicar a la banca privada de la faz de la tierra, de una vez y para siempre, como en su día se hizo con la viruela.
    Sí, ya sé que suena a utopía, pero como bien decía Eduardo Galeano:

    «Ella está en el horizonte —dice Fernando Birri—. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré. ¿Para que sirve la utopía? Para eso sirve: para caminar».

    Nunca se podrá explicar, con un mínimo de coherencia, por qué los Estados tienen que pagar intereses por utilizar su propio dinero.

  18. Hola pintalius, (sin extenderme)
    coincido en que el problema subyacente es la banca privada, pero creo que no por su mera existencia, sino por la legislación que subyace en su implementación: (no es detallado, sólo algunas ideas!)

    1.- Abolición del Banking act de 1933.
    2.- Nulo control de la usura.
    3.- En relación con lo anterior el tema de intereses
    4.- Anulación absoluta de la soberanía monetaria de cada país en favor de la banca privada: Uno de sus efectos básicos: La banca teme a la inflación mas que a un nublao, cuando esta siempre ha sido una medida efectiva para países con BC serios.
    5.- La desregulación, otcs, off shores y demás palabros molones de la neolengua que han suplido al trile, el extraperlo, la estafa, el chanchullo…

    etc.

    Curiosamente:
    a) Cada vez que un pringao invierte o deposita pas en un fondo al x% alimenta la especulación, el tráfico de personas, armas…porqué: Es el único dinero digamos “real” desde la destrucción de los acuerdos de b.Woods. Datos:

    Pib Mundial aprox: 64 billones de US $ (Billones de los de europeos)

    Capitalización de empresas en bolsa, mundial, aprox, con el margen de irrealidad que cada uno aplique: 83 billones Us$

    Mercado de crudo, mundial/año aprox: 4,5 Billones Us $

    Mercado teórico en otcs derivados y demás sortilegios: Unos 2000 Billones en la última década….

    Resumen: Vivimos en una estafa piramidal que ni en los más húmedos sueños de Ponzi. Esto revienta sí o sí…. curiosamente creo que los paraísos/cloacas fiscales son la última válvula de supervivencia de este trile global, solo el 5% de intereses sobre las operaciones teoricas superan el PIB mundial… y si todo el papel/impulsos electromagnéticos ficticios en los mencionados “paraísos”, salies al mercado la hiperinflación sería global y absoluta.

    Saludos

  19. JM, mis conocimientos sobre economía son muy limitados y seguramente la erradicación de la banca privada, así porque sí, podría suponer una catástrofe a corto plazo. De erradicar el dinero como método de acumulación de riqueza, ya, ni hablamos.

    Mi utopía comenzaría con un enjuiciamiento, por «crímenes contra la humanidad», a todos los especuladores que se cobijan tras el sistema ocasionando con sus prácticas, directa o indirectamente, la muerte de seres humanos; con sanciones administrativas, penales, privación de libertad y/o embargo de cuentas bancarias y demás bienes según el tamaño del latrocinio consumado.

    Pero para ir caminando, podríamos poner en marcha una banca pública, dotada con un buen sistema de transparencia, que se ocupara de las personas y dinamizara la economía real.

    Que los Estados tengan que financiarse con dinero privado… que el BCE preste dinero a la banca a menos del 1% y ésta nos lo preste a los Estados al 5, 6 ó 7%, es un insulto a la inteligencia del ser humano.

    Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 9 = 15

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>