Ahora resulta que la culpa la tienen los demás

Ahora resulta que la culpa la tienen los demás

 El sobrino del cardenal y líder ideológico de la extrema derecha española, Rouco Varela, afirma en relación con la pederastia de algunos sacerdotes que “es más difícil para cualquiera conservar con claridad los principios de la moral cristiana cuando ya está tan puesta en cuestión por todas  partes”. Digo yo que será al revés: mucha gente pone en cuestión la moral cristiana cuando ve comportamientos como los de esos curas o como los de la jerarquía extremista de la Iglesia Católica que representa Rouco. Y, por el contrario, siente simpatía por ella cuando se observa vivida de manera sincera y generosa en otros sacerdotes, monjas o cristianos en general. Los que, precisamente, no suelen ser protegidos ni gozar de la simpatía de los jerarcas como Rouco.
 ¡Que no se vengan ahora con tonterías para justificar lo injustificable! 

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario