Al rey de España le gusta apretar el gatillo

Al rey de España le gusta apretar el gatillo

 El filósofo Jesús Mosterín escribía ayer un artículo en El País sobre la afición del rey de España a asistir a carísimas y antiecológicas cacerías.
 Dice Mosterín que «la pulsión del dedo que aprieta el gatillo y produce el derrumbe del animal grande y hermoso lleva a cazadores adinerados y sin escrúpulos a ofrecer sumas ingentes de dinero a agencias como Abies Hunting, especializadas en organizar cacerías terribles de elefantes en África o de osos en Europa», a muchas de las cuales asiste el rey español porque en su caso, como dice el filósofo, «la pulsión de apretar el gatillo parece ser incontenible».
 En octubre pasado se le fletó un avión especial solo para que fuese a los alrededores de Moscú, donde mató un oso, al parecer drogado (el oso).
 Es verdaderamente indignante que el dinero de todos los españoles se use para estos quehaceres, para financiar matanzas de animales protegidos o en cautividad sólo por el lujo de matarlos.
 El del rey español es un típico comportamiento de ricachones caprichosos que resulta hoy día antidemocrático y que, en mi modesta opinión, constituye una salvaje inmoralidad, un mal ejemplo para todos. No puede seguir dándose.
 Desde este modesto y seguramente impotente rincón me permito exigir firmemente al rey Juan Carlos que deje de prácticar esas actividades.
 El artículo completo de Jesús Mosterín aquí.  

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario