Algo huele a podrido en Dinamarca, pero no solo allí

Algo huele a podrido en Dinamarca, pero no solo allí

 Acaban de dar la noticia las agencias de prensa: Dinamarca  se convierte en el primer miembro de la UE en entrar en recesión en 2008.  
 Lo vengo diciendo desde hace meses: la voracidad de los bancos y de los grandes financieros, la mala regulación de los bancos centrales, o mejor dicho, su complicidad dolosa con los grandes poderes financieros privados; la irracionalidad del no-sistema financiero internacional; la renuncia de los gobiernos a gobernar la economía para dejar plena libertad a los intereses privados; el uso irresponsable del medio ambiente y de los recursos naturales; la perversión de la democracia o mejor su jibarización continuada y, en definitiva, la ética inmoral con que se guía el conjunto de las relaciones sociales en nuestro planeta, al servicio solamente del beneficio, están llevando a la economía mundial a un callejón sin salida.
 Eso es lo que está ocurriendo y no hay más alternativa que evitar que ruede sin control la especulación financiera; establecer un orden global democrático; reparar el daño que los países ricos han hecho a los más pobres restituyendo lo robado; proteger de modo efectivo a las naciones y a las personas más débiles; dotar con fondos extraordinarios y urgentes contra la pobreza y las carencias básicas a las Naciones Unidas e ir constituyendo un nuevo modo de gobernar las relaciones internacionales; hacer que los gobiernos recobren su capacidad de gobernar para poder hacer políticas fiscales y económicas en general que recuperen sus economías; y poner frenos a la movilidad de los capitales, para empezar.
 Es decir, hacer que los seres humanos sean libres y el dinero esclavo de los seres humanos, que es justo lo contrario de lo que viene sucediendo. 

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario