¿Capitalismo de quita y pon?

¿Capitalismo de quita y pon?

 El presidente de la patronal española, Gerardo Díaz Ferrán, ha pedido al Gobierno «un paréntesis en el libre mercado para afrontar la crisis económica». 
 No se qué me resulta mas estúpido si esta novedosa propuesta de capitalismo de quita y pon o creer que ahora en España hay un «mercado libre». 
 Un mercado libre, lo que los economistas llaman de «competencia perfecta», es aquel en donde, inexcusablemente, se dan las siguientes condiciones:
 a) Número muy elevado de compradores y vendedores en el mercado de modo que ninguno de ellos pueda tener influencia sobre los precios.
 b) Producto en venta completamente homogéneo, sin ninguna diferenciación a través de la publicidad o cualquier otro tipo de medio.
 c) Ausencia total de barreras de entrada y salida en el mercado, de forma que cualquier sujeto o empresa que quiera incorporarse o salirse de él pueda hacerlo sin limitación alguna.
 d) Información perfecta y disponible al alcance de todos los sujetos que participan em el mercado.
 Todo lo que no sea así no es mercado libre  o de competencia perfecta, lo que significa sin ningún género de dudas que, salvo algunos casos verdaderamente excepcionales, en la realidad ni existen ni pueden darse de forma generalizada los mercados «libres». Así de claro y rotundo.
 El discurso del jefe de los empresarios españoles es una manifestación fehaciente más de que lo que guía el discurso y la política de los poderosos no es sino una ideología falsa que quiere hacernos creer que en nuestras economías el mercado nos iguala a todos.
 La realidad es la contraria. Los mercados son de todo menos libres. Lo que más temen las empresas es a la competencia y por eso gastan tantos recursos en tratar de acabar con sus competidores.
 La economía capitalista ni es de mercado libre, ni puede serlo ahora sí, ahora no, como dice el líder de los empresarios. Es lo que es: el resultado histórico de una gran acumulación de poder en los propietarios del capital.
 De una acumulación de poder que hoy día se aprovecha para explotar de forma insostenible los recursos naturales, para crear un universo financiero muy rentable para los que participan en él pero irracional, porque no responde a las necesidades humanas más perentorias, y desestabilizante, porque se encuentra al margen de todo tipo de control gubernamental.
 Por eso, lo que tratan de conseguir personajes como este líder empresarial no es que ahora haya más o menos libertad en los mercados sino que la intervención gubernamental que niegan para apoyar a los demás se utilice ahora para ayudarles a ellos.
 No deberíamos consentirlo.
 

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario