Carta abierta al Director General de RTVA

Carta abierta al Director General de RTVA

El pasado día 5 de diciembre dirigí la siguiente carta abierta al Director General de RTVA. No sé si servirá de algo si lo hago yo solo pero sí tengo la seguridad de que se podría influir sobre la programación y los contenidos de los medios públicos si los miles de personas que se indignan con ellos escribieran, protestaran, llamasen a sus teléfonos y dejaran oir su voz. Si permanecemos callados, desde luego que no conseguiremos nada. Ni en los medios públicos ni en ningún otro sitio. 

 

Sr. D. Pablo Carrasco
Director General de RTVA
Sevilla
Sevilla 5 de diciembre de 2011

 

Muy Señor Mío:

 

Me permito dirigirme a usted y robarle unos momentos de su tiempo para manifestarle con todos los respetos mi protesta por el tratamiento que esa empresa pública viene haciendo de los temas económicas en su programación.

 

Tengo la seguridad de que usted no es ajeno a la gravísima situación en la que se encuentra la economía andaluza, paralela a la que sufre la española o la europea aunque aquí registrando niveles de paro y falta de actividad aún mayores. Y también de que es consciente de la gran relevancia que tienen los medios de comunicación de cara a proporcionar información a la sociedad y para conformar las preferencias y la conciencia de nuestros conciudadanos.

 

Es por ello que me parece lamentable, por un lado, que RTVA contribuya en tan escasa medida a la formación y al debate público sobre cuestiones económicas que afectan directamente a la vida de las personas en unos momentos en los que, por ejemplo, los niveles de desigualdad, como resultado de las políticas que se vienen aplicando, son los mayores de los últimos treinta años. Parece mentira que un medio público no dedique prácticamente ni una sola de las horas de mayor audiencia a promocionar el conocimiento y el debate sobre los asuntos económicos que hoy día están en primera plana de las agendas de los gobiernos y que están afectando tan directa y tan negativamente a la calidad de vida de la ciudadanía.

 

Y, por otro lado, es mucho más grave y realmente lamentable e impropio de un medio público que las cuestiones económicas casi siempre sean tratadas en sus emisiones con una homogeneidad prácticamente absoluta. En sus informaciones de mayor impacto relativas a problemas económicos apenas se da cabida, por no decir que solo excepcionalmente se le da, a las opiniones críticas con los planteamientos que mantienen los poderes establecidos sobre las políticas económicas. De esa forma, su empresa, en lugar de favorecer la pluralidad, el contraste y el libre pensamiento -como corresponde a un medio público- se ha convertido en un instrumento más para conservar el orden establecido, concediendo un enorme privilegio a las opiniones que satisfacen los intereses de los grupos de poder financiero y de los grandes propietarios que están imponiendo las políticas cuyos resultados nefastos están a la vista.

 

No pongo en cuestión la valía profesional de los comentaristas y expertos a los que más reiteradamente recurre esa empresa para interpretar la realidad económica y transmitir propuestas políticas en este ámbito a la población. Pero es que no basta, en mi opinión, que se recurra a buenos profesionales sino que es fundamental que éstos reflejen opiniones diversas para que los ciudadanos puedan comparar y aprender a pensar y a decidir con sus propias cabezas, algo que, en mi modesta opinión y disculpe que se lo diga claramente, en lugar de promover su empresa viene dificultando constantemente, al menos en el terreno económico.

 

Puesto que no tengo otra vía para llamar la atención sobre este problema que a mí me parece gravísimo he decidido denunciarlo ante usted públicamente y, además, renunciar a aparecer en RTVA en los momentos testimoniales para los que se me llama en ocasiones. Agradezco muy de veras que algunos profesionales de la casa reclamen mi opinión eventualmente, pero he llegado a la conclusión de que, a base de hacerme aparecer unos pocos minutos o incluso segundos de vez en cuando, solo se consigue dar una idea de pluralidad que es completamente falsa cuando la desproporción a favor de la difusión del pensamiento que apoya las políticas neoliberales es tan abrumadora.

 

Le agradezco su atención y termino rogándole que tenga en consideración lo que le digo haciendo todo lo que está en su mano, que sin duda no será poco, para procurar que en RTVA haya más debate económico y para que éste sea plural, sin el sesgo ideológico que ahora predomina y para que no se dedique simplemente a justificar como si fuese un simple asunto «técnico» las políticas que tanto perjuicio vienen causando a la mayoría de la población.

 

Atte., Juan Torres López
(Original de la carta aquí

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario