Cobardía y carencia de arraigo social para enfrentar la crisis

Cobardía y carencia de arraigo social para enfrentar la crisis

 Fernando Moreno y yo corríamos juntos delante de los grises hará ya más 35 años mientras soñábamos con construir un mundo mejor. Ahora no corremos delante de la policía (de momento) pero sí detrás de los sinvergüenzas que arruinan a la humanidad. Me siento orgulloso de ser amigo de Fernando, desde hace poco Presidente de ATTAC Andalucía, una persona buena y coherente que a pesar del tiempo, de las persecuciones y de las oportunidades que ha tenido para ganar dinero y disfrutar de prebendas no solo no ha tirado la toalla sino que está cada día más combativo y lúcido. Acaba de prublicar un artículo con el título Cobardía y carencia de arraigo social para enfrentar  la crisis que transcribo a continuación poque me parece de gran interés. Se puede leer pinchando más abajo en Leer   más. 

 

 

Cobardía y carencia de arraigo social para enfrentar la crisis  

 

 

 Fernando Moreno Bernal – Presidente de ATTAC Andalucía 

 

 Dime de qué presumes y te diré de qué careces, dice  el dicho popular. En el acto del PSOE en Elche se ha gritado sin mucho  convencimiento por las bases ¡¡Valiente!! a Zapatero por el Plan de  ajuste antisocial recogido en el Real Decreto-Ley 8/2010 que ha entrado  en vigor hoy 25 de mayo.
 Pierre Rosanvallon escribe en su libro “La contrademocracia. La  política en la era de la desconfianza” que “Gobernar significa en primer lugar  hacer inteligible el mundo, dar instrumentos de análisis y de  interpretación que permitan a los ciudadanos manejarse y actuar de  manera eficaz” El arte de gobernar tiene que estar enraizado y  focalizado hacia la ciudadanía. La verdadera democracia se  fortalece informando, formando y haciendo participes de las decisiones  y, en consecuencia, de las acciones a la ciudadanía y a sus  organizaciones sociales representativas. Y esta es la gran  carencia que ha tenido el Gobierno de Zapatero.
 Desde el primer Gobierno de Felipe González se institucionalizó que  el Vicepresidente/a de Economía tenía que ser consensuado con  los grandes bancos españoles bajo el pretexto de que “con las  cosas de comer no se juega”. De esta forma se introducía un verdadero “Caballo de Troya” en la Moncloa, en la ideología de los gobiernos  socialistas, y en el Ministerio sobre el que pivota el funcionamiento  real de todos los demás. Así ocurrió con Boyer, Solchaga, Rato, Solbes y Salgado. Y también explica que todos los altos cargos del Ministerio y  de los Organismos que controla como la CNMV estén copados por miembros  del Opus Dei, que como todo el mundo sabe no es una organización  religiosa sino una organización que con prácticas ocultas a la opinión  pública intenta, y consigue, penetrar en las organizaciones para  controlarla al margen de los procedimientos democráticos, la legitimidad y la trasparencia exigidas a todo organismo público. También explica el amparo que todos ellos (la única ella todavía está en el cargo) han  tenido una vez cesados por los organismos controlados por la banca e,  incluso, por las Fundaciones del PP.
 Muchas voces hemos ido advirtiendo a medida que ocurrían los hechos  de los errores. Vicenc Navarro, promotor en el programa electoral del  cuarto pilar del Estado de Bienestar, Ley de la Dependencia, tuvo que denunciar su raquitismo financiero y su perversión al basarla  en una gestión no salarial y muy precaria de las/ os cuidadores. Otros  denunciamos el desarrollo incontrolado de la construcción como  un bien especulativo que no satisfacía la verdadera necesidad  de vivienda, que como todas las burbujas financieras tan sólo endeudaba a las familias y empresas, dándoles a las entidades financieras unos  pingues beneficios que hacían subir un PIB sin sentido a la vez que la  corrupción, la amoralidad de la sociedad española y el desastre  ecológico del litoral español. Cuando se bendecía el superávit  del Estado fuimos menos los que lo denunciamos como una  política errónea, ya que dejaba de hacer una inversión social, como la  puesta en marcha más rápido de la Ley de Dependencia, que ahora  mantendría puestos de trabajo y aumentaría los ingresos del Estado.  Cuando Solbes quiso jugar en el “casino financiero” en 2007 con las reservas de las pensiones también alzamos la voz advirtiendo de la irresponsabilidad de esta decisión. En todos los casos se nos  despreciaba y señalaba como ajenos a la realidad incuestionable del  “éxito imparable y milagro” de la economía española.
 El Gobierno de Zapatero, llevado en exclusiva por estos malos y  antisociales asesores económicos, no ha informado a la ciudadanía que hay dos intereses opuestos que son irreconciliables. Por un lado,  los de la economía productiva y el empleo, los del  99,965% de la población y, por otro, los especuladores/ as, un raquítico 0,035% de la población española, que controlan más del 80% del denominado PIB de España desde los Consejos de Administración de  las entidades financieras y empresas controladas por estas. Que el  saneamiento de la banca privada no garantiza el crédito a las empresas,  familias y Administraciones Públicas, ya que siguen destinando los  recursos y sacando los grandes beneficios en la especulación.
 No ha informado a la ciudadanía que el incremento del déficit español en un 13,2% en 2009 (pasar del superávit del 2% al  déficit del 11,2%) se debe en el 9,49% a la caída de los  ingresos públicos en IVA e IRPF, y tan sólo el 3,71% a los planes de  apoyo a la economía del Gobierno. Que este déficit del Estado  en 99.785 millones de euros es una cantidad similar al total que nos  puede costar a todos/as el regalo de las Cajas de Ahorros a los grandes  especuladores financieros privados del país y extranjeros con el modelo  bancario de las mismas, los grandes beneficiarios, y a quienes defienden en exclusiva el FMI y el propio Banco de España.
 Que no se aplaca a los insaciables mercados financieros con  medidas de ajuste y con regalos como el FROB, como demuestra el hecho de que hoy la cotización del IBEX 35 este por debajo de la que  alcanzó el día de la debacle bursátil, que impulsó al ECOFIN a crear el  Fondo de 750.000 €, y que tan sólo está sirviendo para trasladar a los  especuladores estos fondos que nos regresaran como más deuda pública.  Que el ajuste hará caer aún más los ingresos públicos que neutralizará  los recortes en los gastos.
 Que la demandada Reforma Laboral tan sólo beneficiará a los  grandes bancos en el proceso de latrocinio del sector de las Cajas de  Ahorros. La precariedad del mercado laboral español ha bajado  en 6 puntos desde el 34% al 28%, lo que supone que 1.200.000 nuevos  parados lo fueron sin ninguna indemnización, simplemente no renovándoles el contrato. El cierre de las pymes por la caída del sector  inmobiliario, la restricción en los créditos y la caída de la demanda  interna explica el resto, al que se le indemniza con 20 días/ año por  causas económicas. ¿Quién se beneficiará por bajar de 45 días a 33 la  indemnización por despido? Tan sólo aquellos que despidan en número  significativo a personas con contratos estables y antigüedad, los  excedentes de la ya en marcha “reforma de sistema financiero”.
 Que a los especuladores del capital financiero se les puede  enfrentar con éxito, como hicieron en su día Lula en Brasil y  Correa en Ecuador, pero que la construcción neoliberal de la Europa del  Euro nos impide realizar acciones eficaces. Hay que desmontar el  irracional y nada científico Pacto de Estabilidad y sus topes del 3% de  déficit y 60% de deuda que nadie cumple.
 Que fueron Merkel y Sarkozy, cuyos bancos poseen la  mayoría de la deuda soberana griega, quienes impusieron las  draconianas medidas de ajuste a los demás Estados de la zona euro para garantizar el retorno de los fondos al saneamiento de sus bancos  privados.
 Que el ataque al euro, protagonizado por 20 personas que controlan grandes fondos de inversión de alto riesgo  (especuladores) de Wall Street y la City de Londres, intentan  llevar a Alemania y Francia derrotadas a la cumbre del G 20 en Canadá a finales de Junio,
con objeto de que se renuncie a la regulación de  los mercados financieros internacionales que exigen junto al BRIC, por  lo que los ataques continuaran hasta entonces.
 Que al capital financiero internacional tan sólo se le puede  vencer fortaleciendo y contraponiéndole el verdadero Capital Social e  Institucional basado en la coordinación y cooperación de todos  los sectores sociales radicados en un determinado territorio, con sus  Administraciones e instituciones públicas y privadas, con objeto de  satisfacer las necesidades sociales, depurándolo de su perversión por  las entidades financieras con el crecimiento medido en un PIB irracional que no incluye valores sociales. Tan sólo este Capital Social e  Institucional arraigará socialmente a los Gobiernos democráticos en su  lucha contra el Capital financiero internacional especulador. Por ello  es imprescindible fortalecer las Administraciones Locales, las más  cercanas a la ciudadanía y sobre las que se desarrollará la Democracia  Participativa soporte del Capital Social e Institucional.
 Que vivimos un cambio de época en el que la humanidad tiene  que reorganizarse y repensarse. El Becerro de Oro del mercado,  el nuevo ídolo de nuestro tiempo, ha quebrado. Sus execrables valores de egoísmo, individualismo y mercado han de ser sustituidos por nuestros  nuevos valores de solidaridad, defensa del bien común de la humanidad y  democracia real en toda la Tierra.
 Todos los Gobiernos europeos de la Zona Euro han demostrado  cobardía para enfrentarse con su verdadero enemigo
. La victoria de los denominados “mercados financieros” es la derrota de la  democracia y de la soberanía popular. Los pueblos no renunciaremos ni  nos daremos por vencido jamás. La dejación de sus líderes manifiesta la  falta de confianza en la fuerza de sus conciudadanos. Nuestro poder es  inmenso. Tan sólo tienen que creer en él. Si nosotros les damos la  espalda, los mercados financieros internacionales no son nada.
 No reconozcamos las deudas soberanas sin una previa  auditoria. Promovamos una movilización europea para abolir el Pacto de Estabilidad
 

 

   

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario