Conferencia en la Universidad Pablo de Olavide

Conferencia en la Universidad Pablo de Olavide

En el marco del Ciclo extraordinario de conferencias (2012-13) que organiza el Colegio de América de la Universidad Pablo de Olavide, hoy impartiré una con el título «Otra economía y otro modo de hacer frente a la crisis». El acto será presentado por el Profesor José M. Delgado García y se celebrará en el Paraninfo de la Universidad Pablo de Olavide a las 7 de la tarde. La asistencia es libre hasta completar el aforo

Tags:
6 Comentarios
  • Luismi
    Publicado a las 14:48h, 03 diciembre

    Estas conferencias , ¿Las ven los politicos?

  • German
    Publicado a las 09:50h, 04 diciembre

    Por favor, ¿puede anunciar las conferencias con algunos días más de antelación? Gracias

  • Miguel A. QUINTEIRO
    Publicado a las 10:51h, 04 diciembre

    PROPUESTA PARA LA FORMACIÓN DE UNA PLATAFORMA INTEGRADA POR

    ACREEDORES DE LA ADMINISTRACIÓN. (12/08/2012 03:20 – maq) Todas las

    personas y entidades que perciban ingresos de la administración,

    podrían agruparse en una plataforma, con el único objetivo de

    facilitar el cobro de sus devengos de las Administraciones

    Públicas, en base a aceptar ser compensados mediante documentos de

    pago con vencimiento posterior. Dichos documentos, expedidos como

    “Pagarés” a un vencimiento máximo de 2 años, podrían ser negociados

    a través del banco de España, quien abriría una cuenta al titular

    de los mismos, por los importes que fueran acreditados en ese

    formato. Del saldo de esa cuenta, en EUROS/Pagarés, el titular

    podría disponer mediante los siguientes medios: 1. Por

    transferencia a otra cuenta en el propio BdE, de otro titular

    incluido en la plataforma. 2. Mediante una tarjeta de crédito

    especial, utilizada en “cajeros” de empresas que tengan declarado

    aceptar cobros en Euros/pagarés. 3. Para pagos a la Administración

    Pública. 4. Aportar como aval, en operaciones de crédito de

    entidades financieras, que lo acepten. Estas operaciones no

    tendrían coste alguno para el usuario (excepto en el medio 4, en

    cuyo caso, el Estado aplicaría una subvención para los intereses

    cobrados por la entidad financiera, en el momento de su

    cancelación, no superior al 2% anual). El objetivo de dicho sistema

    sería: Dotar de recursos a la Administración pública. Pagar los

    gastos corrientes del Estado de forma inmediata, sin costes

    financieros importantes. Desarrollar una política estimulante de la

    economía, ofreciendo recursos a las personas y entidades

    dependientes de la Administración, sin necesidad de recortes y con

    posibilidades de ampliar inversiones y mejorar los servicios.

    Evitar los gastos financieros derivados de la aplicación de tipos

    de interés variable, establecidos de forma abusiva por los

    operadores financieros. INCONVENIENTES: Dichos importes no podrían

    ser hechos efectivos en el extranjero, ni en pagos a personas o

    entidades que no estuvieran integradas en el sistema. Cualquier

    acreedor de la administración, podrían acogerse a este sistema, por

    el total de la deuda o por una parte de la misma. De optar por un

    pago en efectivo (del total o parte) en moneda corriente, dichos

    pagos estarían condicionados por la situación financiera, la

    facilidad de crédito bancario y la urgencia o destino de los

    mismos. La aceptación del sistema, por parte de la población en

    general, determinaría tajantemente su buen funcionamiento. Llegado

    el vencimiento de un Pagaré, la administración procedería a su

    cancelación con Euros corrientes, o a la emisión de un nuevo

    pagaré, con un vencimiento posterior (con la imitación de no

    superar el 80% de los fondos vencidos mediante emisión de un nuevo

    pagaré). VENTAJAS: Facilidad para cumplir los objetivos de servicio

    y obligaciones dinerarias de las administraciones públicas,

    contribuyendo al desarrollo de la actividad social y económica de

    la sociedad. (maqmaq@gmail.com)

  • Pilarba
    Publicado a las 00:46h, 05 diciembre

    Miguel A. Quinteiro, me parece bien tu propuesta, pero yo me pregunto ¿Si la Agencia Tributaria no acepta como garantía para conceder un aplazamiento del pago de impuestos de un contribuyente la pignoración o retención de cobro de las facturas que otra administración, la autonómica, por ejemplo, le adeuda a dicho contribuyente y, ante la imposibilidad de pagar de éste le premian por ser acreedor de una administración pública con un recargo de apremio del 20 % y la posibilidad de enfrentarse a embargos y demás lindezas, me puedes explicar cómo se van a establecer esas cadenas de solidaridad financiera? Lo que estamos haciendo los ciudadanos, unos con otros, no son capaces de hacerlo las administraciones…. esa es la pena y ese es el fracaso de nuestros políticos y toda su entorno y tentáculos.

  • Miguel A. Quinteiro
    Publicado a las 13:04h, 21 agosto

    Pilarba: Hasta hoy, no he leído tu comentario, que agradezco. Disiento respecto a lo que afirmas: «…ese es el fracaso de nuestros políticos», simplemente, porque fracaso supone no cumplir unos objetivos, y por desgracia, lo que ocurre que esos políticos en el poder (que, desde luego, no son los «míos») SI cumplieron sus objetivos: Obedecer al Lobby financiero que a conseguido tomar el control absoluta de las finanzas.

    Ya sé que mi propuesta nunca será aplicada por los políticos en el poder, pero al proponerla es buscando un debate que ponga de relieve sus verdaderas intenciones, y a ver como justifican aplicar unas normas económicas que solo favorecen a los especuladores, en claro perjuicio de la mayoría de los ciudadanos.

    Si se inicia un debate sobre el dinero (y mi propuesta, en el fondo, va por esa linea) quedará como una evidencia que actualmente todo el dinero que circula es como si fuera falso, puesto que no tiene respaldo real alguno: A cambio de un billete, el emisor sólo puede darte otro papel… (Bueno, no es que no pueda, es que no quiere).

    La revolución la están haciendo «ellos», que sin necesidad de presentarse a unas elecciones, gobiernan el mundo. Su capacidad para manipular las opiniones, creando confusión, infiltrando manipuladores de opinión, y consiguiendo convencer a la mayoría de que el poder es suyo, y nada podremos hacer para contradecirlos (tu mism[a/o] claudicas, al manifestar que no crees se pueda conseguir ningún cambio) les proporciona el control absoluto, aunque as veces parezca que algunos responsables «pagan» sus culpas, pero son las cabezas de los esquiroles que necesitan sacrificar, para dar una imagen de cierta «justicia»…

    La solución tendrá que venir partiendo de que la verdad se conozca en toda su extensión, no solo respecto a las verdaderas intenciones de los que nos gobiernan (directamente o sede la sombra)sino también respecto a las posibilidades reales de las personas, los derechos universales que como personas tienen todos los nacidos, así como la responsabilidad de disfrutar de una naturaleza en la que cada vez estamos menos integrados.

    Es evidente que otra de las alarmas que debería estar funcionando, ya se menciona en el video de Juan Torres: La conversión de las universidades en laboratorios de alineación hacia una cultura basada exclusivamente en las mentiras de productividad, competitividad, y rentabilidad financiera… Prescindiendo de los aspectos humanos, morales y universales, que podrían contribuir a conseguir un mundo más justo, basado en una economía posible, que prescindiera de la especulación y de los valores financieros. Es decir, del dinero, que debe limitarse como elemento convencional de intercambio de valores, sin repercusiones encanto a su determinación de las políticas financieras. Sin miedo a la inflación o deflación, que son aspectos, después de todo, anecdóticos.

  • Miguel A. Quinteiro
    Publicado a las 13:11h, 21 agosto

    Para el moderador que va a revisar mi mensaje anterior:

    Deberían de dar una opción, después de enviado, de poder revisar los mensajes, pues ahora detecto algunos errores de ortográficos, que me gustaría corregir.

Publicar un comentario