¿Deliro?

¿Deliro?

 Acepto con paciencia las críticas de los comentaristas de mi texto sobre las mujeres y el software libre e incluso las descalificaciones (deliro, dice César) pero sugiero que quienes las hacen lean primero el informe que cito y que busquen más información al respecto. En la red hay mucha. El informe de la Universidad de Cambridge, por ejemplo, denuncia que a diferencia de lo que dice Jorge E.O sí hay barreras de entrada: «el entorno hostil que deben afrontar y no, como se suele decir, que los trabajos técnicos no les interesan» es lo que aleja a las mujeres del desarrollo tecnológico.
 Me temo que la reacción de estos lectores de mi web es la habitual de muchos hombres (y también de muchas mujeres) ante las discriminaciones de género: negarlas pensado que son diferencias naturales cuando en realidad son el resultado de estereotipos, imposiciones, barerras, poderes asimétricos, valores, culturas, etc. consolidadas a lo largo del tiempo por el patriarcado.  
 También sugiero que se me lea bien. No digo, como interpreta Eduardo Reyes, que «las mujeres toman decisiones en función de los intereses de la sociedad», sino que «la experiencia demuestra que cuando los hombres asumen sin compartir democráticamente los poderes de decisión no resuelven en función de los intereses de toda la sociedad (como seguramente ocurriría si lo asumieran solo las mujeres)».  

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario