El Fondo Monetatio Internacional empieza a marcar el camino

El Fondo Monetatio Internacional empieza a marcar el camino

 En la reciente cumbre del G-20 echaron las campanas al vuelo por el compromiso de dedicar un billón de dólares para combatir la crisis. Ya señalé que se trata de un brindis al sol porque la magnitud del destrozo causado por los bancos internacionales es de un valor muchísimo mayor. Hace un par de días se ha publicado el informe sobre estabilidad financiera del Fondo Monetario Internacional que da unos cuantos datos bien expresivos de la situación mundial, de lo que haría falta para hacerle frente y de la insuficiencia de las medidas que se están tomando. Ahí van algunos:
 – Las pérdidas contables por tenencia de los llamados productos tóxicos serían de 4 billones de dólares en todo el mundo, y de 2,7 en Estados Unidos.
 – Las necesidades de financiación en los mercados emergentes para 2009 serían de 1,8 billones de dólares.
 – Para volver a la situación bancaria de los años noventa sería necesaria inyecciones de capital por valor de 500.000 millones de dólares en Estados Unidos, de 725.000 millones en la zona del euro, de 250.000 millones en el Reino Unido y de 225.000 millones en las demás economías maduras de Europa
 Por lo demás, el informe es muy interesante para saber por dónde van a ir los tiros. Entre cosas se hacen propuestas y se demandan soluciones como las siguientes.
 – Divulgación completa y transparente del daño sufrido por los balances bancarios, comprobada por los supervisores en base a criterios coherentes.
 – Deben imponerse condiciones estrictas para la inyección de capital público.- La reestructuración quizá requiera un traspaso provisional de la propiedad al Estado.
 Y una perla final para saber por donde van a ir las cosas: «Dado que ni la disciplina del mercado ni la supervisión pública bastaron para evaluar y contener debidamente la acumulación de riesgos sistémicos, la mejora de la regulación y la supervisión financiera son elementos clave para la prevención de crisis. El énfasis debe estar en la manera de detectar y mitigar los riesgos sistémicos mediante una regulación mejor».
 Es decir, lo que se proponen es ir reformando poco a las relaciones financieras internacionales. Tratarán de hacerlo lentamente pero el riesgo que tienen entre manos es que la operación les salte por los aires en el camino porque en realidad se trata de mantener tal cual el sistema de base que es intrínsecamente inestable.
 Un resumen del informe se puede ver aqui.
 

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario