EL PAIS miente

EL PAIS miente

 Es bien sabido que los medios de comunicación tienen compromisos económicos de los que depende la información que trasladan a a sus lectores. Lo malo, sobre todo, es que lo ocultan y que llaman libertad de expresión a esa forma esclava y esclavizante de actuar. Le pasa a todos y por supuesto también a El PAIS, que miente y manipula habitualmente la información en función de cómo le vayan los negocios o le convenga al grupo empresarial del que forma parte. Lo hace muy habitualmente en relación con Venezuela, a cuyo presidente tiene una tirria singular. Para comprobar cómo miente El País, transcribo a continuación un artículo de TERCERA INFORMACIÓN.   

 

 El País lleva a cabo una persecución personal contra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez
 El periódico español miente compulsivamente una y otra vez contra Chávez
 
Gonzalo Sánchez – Tercerainformacion | 30-10-2009 

 

 Hugo Chávez, el dueño y señor de Venezuela, «ha hecho» otra de sus acostumbradas «locuras». Si nos basáramos en las informaciones del periódico El País para conocer la realidad venezolana pensaríamos que su gobierno está integrado por una sola persona: él mismo.
 
 Chávez «ha prohibido» Padre de Familia, Chávez «ha cerrado» medios de comunicación… y ahora Chávez «ha aumentado» el presupuesto presidencial. No existe ningún ministerio responsable de algún aspecto de la sociedad venezolana, ningún poder legislativo que legisle ni ninguna institución que organice el espacio comunicativo de Venezuela…según El País.
 
 Esta semana El País nos informa de que «Chávez aumenta un 638% el presupuesto presidencial «, aunque en las siguientes líneas se contradice y ya no es Chávez el que lo ha aumentado, sino el Ministerio del Poder Popular para las Finanzas. Al periódico le encanta predisponer al lector para que piense que, como buen dictador, Hugo Chávez maneja cual titiritero al resto de su gobierno, y seguramente, y ya que, como dice El País, ese presupuesto lo maneja Chávez a su antojo, ya que está a «su disposición», se lo ha aumentado deliberadamente.
 
 El País se basa en el prespuesto del 2009 para argumentar la subida tan enorme de la cantidad destinada a la presidencial. El Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia divide el dinero en varios proyectos en los que sólo dos podrían ser considerados por los mal pensados como beneficio directo para el presidente Chávez, el apoyo técnico, logístico y administrativo que requiera el presidente Chávez para llevar a cabo sus funciones, junto con los viajes oficiales y la seguridad.
 
 Para el 2.010 han sido 18 los millones de bolívares presupuestados en seguridad y 76 millones gastados en el apoyo técnico, logístico y administrativo, lo que hacen un total de 94 millones. En cambio para el 2.009, los presupuestos de Venezuela designaron 12 millones para los viajes y la seguridad y 96 millones para el apoyo técnico, logístico y administrativo, lo que supusieron 108 millones de bolívares, 14 más que la partida destinada en 2.010. Eso significa que se ha reducido en un 13% el dinero que se gasta el estado venezolano directamente en el presidente Chávez.
 
 Al contrario, se ha aumentado enormemente la partida para atender a los que se acercan al Palacio Presidencial de Miraflores y garantizar una suficiente subvención a los programas sociales del gobierno. Siendo posiblemente lo que más le duela a los dueños de El País, a juzgar por lo que se puede leer en la noticia, «las donaciones que hace directamente al pueblo desde el Palacio de Miraflores» como si Chávez saliera al salón presidencial a tirar dinero como limosna para contentar con una medida populista al pueblo que vive en la miseria.
 
 En realidad las donaciones no son en metálico como da a entender El País, tampoco las da Chávez y no se dan en su inmensa mayoría en Miraflores.
 
 Durante 10 años el gobierno de Venezuela ha mejorado sustancialmente la sanidad, multiplicando por 4 la partida presupuestaria que se destinaba antes del gobierno que preside Hugo Chávez, pero en apenas unos años ha sido imposible acabar con la deplorable situación en que los gobiernos neoliberales dejaron la atención sanitaria venezolana después de varias décadas de mala gestión y privatizaciones. Debido a ello queda un pequeño porcentaje de ciudadanos que por ahora no pueden disfrutar completamente de los servicios sanitarios y al sentirse cercanos al gobierno bolivariano algunos de ellos se acercan a la casa presidencial a solicitar insumos médicos como collarines, sillas de ruedas y muletas entre otros.
 
 La fuerte suma de dinero invertida en la sanidad está garantizando que los tratamientos y medicamentos necesarios para atajar las enfermedades de los venezolanos sean gratuitos pero no siempre se les puede proporcionar los materiales como sillas de ruedas y muletas. Aunque la Misión José Gregorio Hernández está acabando con rápidez con ese problema.
 
 La crítica de El País hacia estas acciones en las que el gobierno de Venezuela se acerca al pueblo, como en Aló Presidente, donde los ciudadanos tienen la oportunidad de comunicarse con su máximo representante, es constante. En cambio cuando en España se hizo «Tengo una Pregunta para Usted» y asistió el presidente Zapatero, desde El País se calificó este hecho como de democracia plena.
 
 Además el periódico se vuelve a contradecir con el fin de atentar contra la figura de Chávez. Primero da a entender que las donaciones las hace Chávez desde el palacio Presidencial directamente a los que por allí se acercan y más adelante sale con que estas donaciones, «Se trata de una especie de caja chica con la cual Chávez financia directamente a ocho fundaciones que, a su vez, son subsidiarias de los programas sociales promovidos por el Gobierno a través de sus 26 ministerios».
 
 Esas fundaciones contrariamente a la imagen que da de ellas El País, son públicas, gestionadas por los ministerios venezolanos conjuntamente con el pueblo que las integra y disfruta de ellas y nadie obtiene un beneficio económico por gestionarlas.
 
 Quien lea los presupuestos de Venezuela para 2.010, verá en sus Títulos I y II, en la página 655, que el Ministerio del Poder Popular para las Finanzas, ya ha decidido a dónde irá a parar ese dinero y que Chávez no puede decidir absolutamente nada, ni sobre el dinero que los presupuestos dentinan a su seguridad, ni del apoyo del que precisa, ni de la «especie de caja chica» como llama El País al apoyo a los programas sociales del gobierno que benefician al pueblo.
 
 El rotativo español obvia decir que sólo la Asamblea Nacional que ostenta el poder legislativo es la única que puede modificar el texto del presupuesto y que Chávez no participa de este órgano de ninguna manera.
 
 Por desgracia, son los hechos contrarios a los intereses del periódico los que le hacen mentir, ya que si El País hubiera titulado la noticia acorde con la realidad habriamos leído que «El Gobierno de Venezuela aumenta enormemente el dinero destinado a gasto social», y eso, que no beneficia a las empresas dueñas del periódico, no hubiera estado bien.
 
 El País no se conforma con lo dicho y directamente se inventa otros gastos como «las giras para promover la gestión del comandante Chávez», que según El País conllevan un gasto de «9,3 millones de dólares» y en los presupuestos aparece como «la socialización comunicacional de la gestión presidencial», algo que no es posible encontrar en el texto presupuestario.
 
 Según el diario, «Hay otros gastos menores, de los que el mismo presidente ha dicho sentirse avergonzado, pero que también son necesarios para promover su imagen: 361.000 dólares para la compra de trajes y calzados, y 92.000 dólares para luego llevar esos trajes a los servicios de lavandería». Estos datos no aparecen por ningún lado del presupuesto, y El País no especifica como ha obtenido esas informaciones.
 
 El País también critica que haya productos de tocador en todas las instituciones gubernamentales de Venezuela aunque el gasto represente el 0,00002% del total presupuestario. Será que el éxito de los bolivarianos proviene de lo guapos que salen en televisión y no por acabar con la pobreza de sus conciudadanos.
 
 Al País se le ve el plumero más que nunca, esta vez Chávez también lo ha hecho mal por gastarse más dinero, además de casi el 50% del presupuesto, en el pueblo. ¿Cuándo veremos «Chávez atenta contra los beneficios de las empresas del Grupo PRISA favoreciendo al pueblo» de titular en El País?
 

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario