¿Hasta cuándo se consentirá el saqueo?

¿Hasta cuándo se consentirá el saqueo?

 Por si todavía tengo lectoras o lectores que no lo tengan claro, transcribo aquí las conclusiones de un estudio realizado por los profesor del IESE Pablo Fernández y Javier del Campo sobre la rentabilidad de los fondos privados de pensiones (Rentabilidad de los Fondos de Pensiones en España. 1994-2009 que se puede obtener aquí).  

 

 – «En los últimos 10 años, el 93% de los fondos del sistema individual obtuvo una rentabilidad inferior a la inflación y el 99,3% obtuvo una rentabilidad inferior a la de los bonos del Estado a 10 años».
 – «De los 1.939 fondos con 5 años de historia, sólo 2 lograron una rentabilidad promedio superior al ITBM (Índice Total de la Bolsa de Madrid) y de los 286 fondos con 15 años de historia, ninguno logró una rentabilidad promedio superior al ITBM».
 – «El resultado global de los fondos no justifica en absoluto la discriminación fiscal a favor de los mismos. En todo caso, el Estado podría “animar” a invertir en algunos (pocos) fondos de inversión, pero no indiscriminadamente en cualquier fondo de pensiones. En varios casos, los inversores en fondos de pensiones perdieron la desgravación fiscal que les regaló el Estado para inducirles a invertir en dichos fondos en menos de 5 años (vía comisiones e ineficiencias en inversión y gestión). El Estado puede tener alguna responsabilidad en las pérdidas que siguen sufriendo muchos contribuyentes pasados esos 5 años».
 Y eso sin tener en cuenta el quebranto de losdos últimos años de crisis financiera.
 

 

 Pues bien, estos planes son los que los bancos recomiendan a la gente, los que dice el Ministro de Trabajo que hay que suscribir, los que tienen apoyo fiscal porque los gobiernos ceden a las demandas de los bancos y entidades financieras que son los que se benefician de ellos, los que dicen que van a garantizar un complemento suficiente a las pensiones públicas… En fin, esos planes son el botín que los banqueros, con la complicidad de los gobiernos, le quitan día a día a los incautos que ingresan allí sus ahorros dejándose llevar por sus mentiras. 
 De nuevo hay que recordar a Bertolt Brecht cuando decía que lo inmoral no es robar un banco sino crearlo. Y de nuevo me pregunto hasta cuándo vamos a permanecer impasibles ante tanto engaño y ante tanto robo. Porque lo verdaderamente malo no es que estos fondos sean así de poco rentables para sus titulares sino que los grandes propietarios y los bancos sí que se forran con ellos. Y der ese inmenso saqueo es de donde nacen los grandes problemas de la economía mundial de nuestros días: la especulación, el deterioro del empleo y de la actividad económica, las crisis.
 ¿Hasta cuándo?  

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario