"Los que se quedan". Documental sobre los suicidios y el sufrimiento en la crisis

"Los que se quedan". Documental sobre los suicidios y el sufrimiento en la crisis

Tags:
10 Comentarios
  • Valentina
    Publicado a las 10:30h, 08 diciembre

    Conozco esta realidad desgarradora de primera mano, pero me da miedo que estos reportajes precipiten soluciones drásticas.

  • Valentina
    Publicado a las 10:41h, 08 diciembre

    es un buen reportaje porque acaba en una actitud de esperanza

  • norma echarte
    Publicado a las 13:36h, 08 diciembre

    Aplaudo esta iniciativa pq es un granito mas para crear conciencia, me quedo con la parte de la lucha, la vida me ha demostrado que existe la ley de las compensaciones, pero solo la viviran los que no bajen los brazos y es tan bello sentir que tu lucha no fue en vano cuando ese dia del disfrute llegue , esa es la autentica busqueda de la felicidad.

    un abrazo y un adelante!!!!! a generar organizacion que nos haga sentir parte de este proceso de cambio, el camino ya esta marcado GRACIAS POR LA PARTE QUE LE TOCA PROFESOR TORRES.

  • Patricia Insua
    Publicado a las 17:26h, 08 diciembre

    Me ha gustado mucho el documental, me ha generado mucha tristeza también, y me han dado más ganas de luchar para cambiar las cosas. Cada uno en su foro, cada uno en la medida de sus posibilidades creo que no tenemos que callarnos. Juntos podemos!!!

  • Ivan
    Publicado a las 20:24h, 08 diciembre

    Me pregunto si alguna vez las asociaciones pro-vida patrocinarán estos documentales. ¿O es sólo a los nasciturus a quienes hay que garantizar el derecho a la vida, aunque se trate de una vida indigna y breve? Por acción o por omisión, el aborto diferido es una seña de identidad del capitalismo, de quienes pretenden hacer de la paternidad un deber social y de la vida humana un modelo de darwinismo social, que permite toda clase de abusos, como la estafa inmobiliaria y la exclusión social (retratadas en el documental y responsables principales de buena parte de los suicidios).

    Como en la «Isla de los Pingüinos» (Anatole France), es la privada miseria de un ejército cada día más numeroso lo que garantiza la pública prosperidad bajo el neoliberalismo, la pública prosperidad de los mercados (o de las grandes corporaciones, para ser más precisos) a costa (fundamentalmente) de las únicas modalidades de expropiación forzosa de bienes y renta permitadas: la socialización de pérdidas, la redistribución negativa de la renta, el fraude fiscal, el recorte de las pensiones y el retraso de la edad de jubilación, la privatización de empresas rentables y la reforma laboral. Cualquier otra forma de expropiación quedará abolida y sus líderes serán castigados con la deshonra pública, aunque la Constitución reconozca la subordinación de la propiedad privada al interés general. Todo ello conforme a las enseñanzas de Milton Friedman y su mentor (Al Capone).

  • Antonio Gonzalez
    Publicado a las 00:57h, 09 diciembre

    Lo dificil de entender es que eso sea lo que tiene que

    ofrecer la civilizaccion humana, hay algo equivocado.

    Porque estamos claros existen los recursos para que

    esto no sea así.

  • Agustín Montes
    Publicado a las 05:38h, 09 diciembre

    Mi mujer trabaja en un colegio. Hace dos semanas se suicidó otro padre. ¿Qué compensación pueda existir para eso?

  • Agustín García Andrés
    Publicado a las 13:27h, 09 diciembre

    Dosis de realidad, en el tiempo que nos toca vivir.

    Excelente documental para acercarnos al vecino, pero tan sólo una piedra de toque para intentar hacer algo por cambiar las cosas. Si hay un paro endémico… se lo debemos a alguien; si no se arbitran soluciones… no es porque los problemas de emergencia social no existan, sino porque alguien cree que la capacidad de aguante y sufrimiento por parte del débil aún no se ha agotado.

    Hoy gente necesitada de apoyo psicológico, ayer una madre extorsionada por el banco que se acerca demasiado al borde del balcón, terraza, precipicio de su casa hipotecada…

    En otro tiempo se personificaban las dictaduras, hoy la dictadura más grande, la de una economía salvaje, la de los amos del mundo; esa dictadura terrorista… también tiene nombres y apellidos.

  • juan
    Publicado a las 18:13h, 09 diciembre

    Aqui el problema es que la Ciudadania es muy amiga de la «solidaridad» mal entendida que es lo que desde las instituciones llaman Caridad.Pero la tragedia es que con esta solidaridad a la española estamos cubriendo las verguenzas del gobierno y las instituciones que deben ser las que realmente se hagan cargo de estos SERES HUMANOS y sus tragedias que vienen a consecuencia de las politicas de los recortes,las reformas laborales,etc,etc…Dejen de rescatar a los Bancos y de Amnistiar a los Defraudadores Fiscales;Corten la Corrupcion que es un cancer en este pais…y veran como llega la plata para dedicarla a los Ciudadanos que sufren y enciman callan…..Hasta cuando????

  • Antonio Espejo luengo
    Publicado a las 21:25h, 09 diciembre

    Me ha dado mucha rabia, por la impotencia que tienen estas personas al no tener una salida, ni a corto, ni a medio y tampoco a largo plazo. La indolencia de este gobierno, es si tuviera que poner un adjetivo diría colosal, hoy mismo he tenido el desagradable placer de oír al ministro de cultura que después, de que lo han tenido una temporada en las catatumbas, por meter día si y día también la gamba, ¡si! el mismo que quería que españolizar a los niños catalanes ¡sí! el mismo que se está cargando el arte, en el cine y el teatro: Hablando de la huida de cerebros de nuestro país, le dice: «movilidad». ¿De que movilidad habla este ministro? ¿de la misma que hablaba la ministra de trabajo? ¿MOVILIDAD? o ¿DESTIERRO?. Por favor señores del gobierno, basta ya de eufemismos. Un saludo Profesor Torres. Antonio

Publicar un comentario