Mentiras y verdades sobre inmigración y delicuencia

Mentiras y verdades sobre inmigración y delicuencia

 La derecha suele tener siempre tintes bastante xenófobos (a pesar de que siempre se presenta cargada de moralina y bien bendecida) y se esfuerza en hacer creer que la inmigración trae consigo delicuencia para así crear un clima de rechazo y división social. Leo en un artículo de Tom Barry (La verdad sobre inmigración y delincuencia publicado en Sin Permiso) que desmonta las falsedades que suelen utilizar los políticos más extremistas de la derecha. Transcribo unos párrafos y recomiendo su lectura:
 

 

  Se han realizado decenas de estudios nacionales para examinar la inmigración y la delincuencia, y todos ellos concluyen de la misma manera: los inmigrantes son más respetuosos con la ley que los estadounidenses.
  Según un estudio realizado por el Immigration Policy Center en el 2007, los inmigrantes, legales o ilegales, son considerablemente menos propensos a cometer delitos o a ser encarcelados que los ciudadanos estadounidenses. Ruben G. Rumbaut, coautor del estudio The Myth of Immigrant Criminality afirma, “La percepción errónea de que los inmigrantes, especialmente los inmigrantes ilegales, son responsables de mayores índices de delincuencia está profundamente arraigada en la opinión pública norteamericana y es sostenida por rumores mediáticos y mitos populares”. Según Rumbaut, un profesor de sociología en la Universidad de California en Irvine, “Esta percepción no está apoyada empíricamente. De hecho, está refutada por la preponderancia de evidencias científicas”.
  Un estudio del Imnmigration Policy Center demostró que:
  – Al mismo tiempo que la inmigración -sobre todo la inmigración de indocumentados- ha alcanzado o superado máximos históricos, las tasas de delincuencia han disminuido, especialmente en ciudades con un gran número de inmigrantes indocumentados, incluyendo ciudades fronterizas como El Paso y San Diego.
  – La tasa de encarcelamiento para los hombres nacidos en EE.UU. en el grupo de edad de 18-39 fue cinco veces superior a la de los nacidos en el extranjero, en los hombres del mismo grupo de edad.
  – Los datos del censo y otras fuentes muestran que por cada grupo étnico, las tasas de encarcelamiento entre los hombres jóvenes son más bajas para los inmigrantes, incluso entre aquellos que tienen menos estudios y están menos asimilados a la cultura norteamericana.
 
   

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario