Ganas de Escribir. Página web de Juan Torres López
Image default

Partidos de la guerra, candidata de la paz, elecciones de noviembre en Estados Unidos (artículo de Jeffrey D. Sachs)

Normalmente, sólo publico en esta web mis artículos, pero hoy me ha parecido de interés transcribir una traducción del publicado por Jeffrey D. Sachs en el digital Other News el 24 de abril pasado para apoyar a la candidata del Partido Verde a la presidencia de Estados Unidos, Jill Stein. De quien, por supuesto, nada se dice en los medios de comunicación que controlan los grandes poderes.

Sachs es catedrático de Economía la Universidad de Columbia, Director del Centro para el Desarrollo Sostenible de esa universidad, Presidente de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de la ONU y ha sido asesor de tres Secretarios Generales de las Naciones Unidas, entre otros muchos cargos y méritos, además de ser autor de muy numerosas e influyentes publicaciones que se pueden ver en su web.

Partidos de la guerra, candidata de la paz, elecciones de noviembre

Los demócratas y los republicanos se están superando unos a otros para demostrar quién puede llevarnos más rápido a la Tercera Guerra Mundial. Joe Biden y los demócratas del Congreso están haciendo un intento convincente de ser los principales belicistas. Los demócratas del Congreso acaban de votar unánimemente por 210 a 0 a favor de extender la guerra de Ucrania con otros 61 mil millones de dólares para matar a más rusos y ucranianos, y por una amplia mayoría de 173 a 37 a favor de otros 14 mil millones de dólares para extender la matanza masiva de palestinos por parte de Israel en Gaza. Donald Trump intervino antes de la votación en que la supervivencia y la fortaleza de Ucrania son “importantes para nosotros” y que Europa debería pagar más. El presidente republicano, Mike Johnson, hizo su parte belicista al llamar a Rusia, China e Irán el eje actualizado del mal . El insulto llegó justo a tiempo para que el Secretario de Estado Blinken volara a China para amenazar con más sanciones estadounidenses si China comercia con Rusia en formas que Estados Unidos desaprueba.

La candidata presidencial más fuerte para la paz es Jill Stein, del Partido Verde, que está en camino de aparecer en las urnas en todo el país. El Partido Verde está muy avanzado en la obtención de pleno acceso nacional y está trabajando muy duro para completar esa tarea. Cornel West, otro candidato apasionado por la paz, está en las boletas electorales en algunos estados, pero como candidato independiente enfrenta gastos prohibitivos para el acceso a las boletas debido a un sistema injusto manipulado por los dos partidos principales. Robert F. Kennedy Jr., lamentablemente, es sólo la mitad de un candidato por la paz, decidido a poner fin a la guerra de Ucrania a través de la diplomacia, pero respaldando estridentemente la guerra de Israel en Gaza en lugar de la diplomacia que se necesita con urgencia y es capaz de poner fin a la guerra.

De forma bipartidista, la Casa Blanca y el Congreso están empujando al mundo hacia una guerra global. Washington no tiene absolutamente ninguna estrategia para que Ucrania gane la guerra, pero tiene la intención de armar a Ucrania para matar a tantos rusos como sea posible, incluso cuando la guerra mata a muchos más ucranianos. Desde el comienzo de la operación militar especial de Rusia en Ucrania, pedí una paz negociada , enfatizando la neutralidad ucraniana y el fin de la ampliación de la OTAN, a lo que Rusia se opone ruidosamente y comprensiblemente como una amenaza existencial. Sin embargo, Biden y el Congreso siguen insistiendo en la ampliación de la OTAN a Ucrania y, por tanto, en más guerra. ¿El resultado? Ucrania ha sufrido cientos de miles de bajas y pérdidas territoriales constantes.

Al mismo tiempo, Biden ahora está armando a Israel para que cometa crímenes de guerra desmedidos, y ahora hay más apoyo en camino. El pueblo estadounidense, especialmente los jóvenes, rechaza firmemente la complicidad de Estados Unidos en la matanza de habitantes de Gaza por parte de Israel, pero Biden y el Congreso no escuchan al pueblo. El Gobierno de Sudáfrica, en una solicitud ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), ha afirmado enérgicamente que Israel está cometiendo genocidio. Sin embargo, cuando los estudiantes estadounidenses dicen lo mismo, ahora están siendo arrestados. De hecho, la CIJ dictaminó rápidamente que las acciones de Israel bien podrían violar la Convención sobre el Genocidio de 1948, a la espera de un fallo final que llevará más tiempo.

Por si todo esto no fuera suficiente, Estados Unidos sigue intensificando sus numerosas provocaciones hacia China. Estados Unidos está imponiendo nuevas medidas comerciales, financieras y tecnológicas unilaterales para obstaculizar la economía de China . Estas medidas violan los compromisos estadounidenses en virtud de las normas comerciales internacionales, pero Estados Unidos las impone descaradamente en cualquier caso. En otra acción paranoica y vengativa, el Congreso también votó hoy que TikTok debe ser vendido por sus propietarios chinos a un propietario estadounidense.

Estados Unidos también tiene el descaro de atacar a China por su “sobrecapacidad” en la producción manufacturera. El término «sobrecapacidad» en realidad significa simplemente que China produce grandes volúmenes de productos manufacturados de alta calidad a precios muy bajos. Los procesos de producción de vehículos eléctricos en China, por ejemplo, son sorprendentemente eficientes.

Más recientemente, Biden envió tropas estadounidenses a la isla Kinmen, una isla de Taiwán, en violación de la política de una sola China que sustenta las relaciones de Estados Unidos con China y, por lo tanto, la paz. Estados Unidos también ha aumentado gratuitamente la retórica anti-China junto con los líderes de Japón y Corea.

El antagonismo de la Administración Biden hacia Irán es igualmente implacable e hipócrita. El 1 de abril, Israel bombardeó el complejo diplomático de Irán, en flagrante violación del derecho internacional. Sin embargo, en lugar de condenar las acciones de Israel, Estados Unidos bloqueó las críticas a Israel por parte del Consejo de Seguridad de la ONU al día siguiente. Cuando Irán contraatacó el 14 de abril, Estados Unidos criticó duramente a Irán e incluso impuso nuevas sanciones . Washington hace todo lo posible para afirmar ese doble rasero.

Entonces, sumemos todo respecto al supuesto “eje del mal”. Estados Unidos rechaza las negociaciones con Rusia porque quiere utilizar la guerra de Ucrania para debilitar a Rusia, aun cuando la guerra destruya a Ucrania en el proceso. Estados Unidos se niega a tomar cualquier medida para frenar la matanza masiva de Israel en Gaza. Estados Unidos provoca flagrantemente a China de múltiples maneras. Estados Unidos castiga a Irán por la escalada iniciada por Israel. No existe ningún eje del mal. Más bien, Estados Unidos ha unido a Rusia, China e Irán cada vez más estrechamente frente al implacable y equivocado militarismo estadounidense.

Los estadounidenses están profundamente descontentos con todo este belicismo. Sólo el 33 por ciento de los estadounidenses aprueba la política exterior de Biden. Biden es un neoconservador de toda la vida, que apoya la expansión de la OTAN, las aventuras militares y las operaciones de cambio de régimen durante décadas. Tampoco está capacitado para dirigir el país durante otros cuatro años y en ningún caso debería presentarse a la reelección. Mientras tanto, Trump, como presidente, armó a Ucrania, menospreció el acuerdo de Minsk II que habría desactivado la crisis y se esforzó por antagonizar y abandonar la diplomacia tanto con China como con Irán. El mundo está más cerca que nunca del Armagedón nuclear, solo faltan 90 segundos para la medianoche, según el Reloj del Juicio Final del Boletín de Científicos Atómicos.

Los dos partidos principales de Estados Unidos no ofrecen a los estadounidenses ninguna voz real sobre las cuestiones de vida o muerte de la guerra y la paz. Ambos son partidos de guerra. Ambos continúan invirtiendo más dinero y municiones para tratar de ocultar sus imprudentes errores de cálculo del pasado. Ambos partidos también sirven a los mismos pagadores: Wall Street, el complejo militar-industrial y los megaricos, que financian a los dos partidos para ofrecer recortes de impuestos y subsidios para los ricos, y la ampliación de la OTAN y contratos de armas para las industrias militares. Por tanto, la paz y la justicia económica van de la mano.

La verdadera esperanza para una política exterior sensata y una economía justa es la principal candidata por la paz, Jill Stein. El principal trabajo de los activistas por la paz en las próximas semanas es garantizar que Stein esté efectivamente en las urnas en todos los estados en noviembre, a pesar de los descarados intentos de los dos partidos principales de mantener al Partido Verde y a los candidatos por la paz fuera de las urnas. Mientras un número récord de estadounidenses exige una elección política fuera de los partidos fallidos de la guerra y de Wall Street, y soluciones diplomáticas a las guerras que asolan el mundo, en noviembre bien podría producirse un aumento de votantes a favor de la paz. Si Stein aparece en las boletas electorales de todo el país, los votantes tendrán esa opción.

13 comentarios

José Gómez 7 de junio de 2024 at 21:17

Que desgracia de humanidad, cada pocas generaciones se aniquilan inmensas cantidades de personas inocentes para gloria de los psicopatas . Solo espero que gracias a las armas tan sofisticadas que existen, los que provocaron la guerra y sus entornos no se libren como siempre y sean los primeros en caer y sufrir el dolor y el daño.
Quizás así escarmienten los que los sustituyan.

Responder
Jose Maria 8 de junio de 2024 at 12:28

Tremendos los dos últimos escritos sobre el estado de preguerra que vivimos.
Sería muy ilustrativo que tu, con tu dominio de los datos y de la metodología, expusiera los intereses económicos que hay detrás de estas actitudes.
La industria armamentística, el poder económico de Israel, la lucha por el dominio del mercado, el sustrato económico de las ambiciones imperialistas…etc son cuestiones que tienen una explicación cuantitativa. Gracias

Responder
Juan Torres López 9 de junio de 2024 at 14:29

Hola José María. !Qué alegría encontrarte por aquí! Precisamente voy a comentar en los próximos días elmpeoywvto de Presupuesto de Biden para 2025. Es impresionante. Un abrazo

Responder
Julio 8 de junio de 2024 at 12:49

Yo me pregunto : cómo se se afronta. Me veo muy desanimado. Gracias.

Saludos.

Responder
Alfredo Oria 8 de junio de 2024 at 12:53

Curioso, aquí pasa la mismo con Podemos, es el único partido que apuesta inequívocamente por la paz, ¿porque hablamos de EE.UU cuando hoy lo más decisivo, para nosotros, es lo qie se decide en Europa mañana.?

Responder
MONTSERRAT BORRAS 8 de junio de 2024 at 14:02

Estoy leyendo «PARA QUE HAYA FUTURO»
Imprescindible para entender no sólo como funciona el mundo , si no además para entendernos que somo quienes somos por lo que respiramos día a día.. Nuestros valores, nuestra forma de explicarnos la realidad viene dirigida y vamos a saber porqué y para quienes.
Tenemos que ser conscientes para evitarlo. Y este libro nos ayuda.
Compraría montones de libros para repartirlos. Por favor , si puedes no te lo pierdas.
Gracias Juan por ayudar a que el mundo y nosotros seamos mejores.

Responder
Dragonfly 9 de junio de 2024 at 02:04

Saludos cordiales. Este comentario debería ser como dicen en inglés «un brindis». Al caballero que le preocupan las elecciones de mañana, no creo que después del armagedón quede mucho de Europa. «Y vino ese día, como un lazo, y se los llevó a todos». Mis mejores deseos.

Responder
Dragonfly 9 de junio de 2024 at 03:44

Ese entrecomillado está en el discurso escatológico de Jesucristo (por si no se entiende).

Responder
Alejandro 9 de junio de 2024 at 10:32

Leo tus artículos, muy lúcidos y claros. Igualmente los de Jeffrey Sachs, pero sois un islote de libertad de expresión entre un océano de medios y articulistas que se expresan desde las trincheras de una guerra que parece inevitable. Toda la vida votando a la izquierda oficial, y al final, me ha defraudado profundamente por su belicismo, otanismo y su rechazo a la paz y negociación. La defensa que hace el psoe de enviar más y más armas a Ucrania para que mueran más y más ucranianos y se destruya su país, es una posición inmoral insoportable que me ha apartado definitivamente de este partido. ¿Cuánta miseria moral debemos aún soportar?
¡¡¡NO A LA GUERRA!!!

Responder
Ernesto 9 de junio de 2024 at 12:40

Hola. Un poco de historia para no repetirla

https://www.youtube.com/watch?v=uBmX86nP7QE

Un saludo

Responder
Ángel Guevara 9 de junio de 2024 at 23:18

Recordemos el discurso de despedida de D.Eisenhower, 17 de enero de 1961, diciendo que el complejo militar se le había escapado de las manos.

Responder
Dragonfly 10 de junio de 2024 at 02:07

España y su gobierno están sometidos al franquismo. Lean, al respecto, lo que acaba de publicar observatoriocrisis.com. Un saludo cordial.

Responder
Juan José 12 de junio de 2024 at 11:56

Aunque sus posibilidades sean nulas, más aún en la mercantil pseudo democracia USA, es inevitable sentir su aparición como una brisa de viento fresco ante el hedor que provocan estos augurios de guerra y muerte

Responder

Dejar un comentario