¿Por qué no avanza en las encuestas el Gobierno de Pedro Sánchez si lo está haciendo bien?

¿Por qué no avanza en las encuestas el Gobierno de Pedro Sánchez si lo está haciendo bien?

Publicado en Público el 6 de octubre de 2022

Prácticamente todas las encuestas que se vienen realizando ponen de manifiesto la misma paradoja: a la gran mayoría de los españoles les parece que las medidas que toma el gobierno son positivas o muy positivas, pero los partidos que lo sostienen pierden intención de voto y todo apunta a que la derecha ganará las próximas elecciones generales.

El diario El País, por ejemplo, informaba hace unos días de que medidas que han sido tan criticadas en los medios como el tope al precio del gas y la rebaja del IVA en la factura de luz, las bonificaciones a los carburantes o el impuesto a los beneficios extraordinarios de las energéticas son apoyadas por el 76%, 75% y 66% de los españoles, respectivamente. Y un apoyo semejante o incluso mayor reciben otras más sociales, como las ayudas directas a familias con rentas bajas y la suspensión de los desahucios a los más vulnerables (74%), o los descuentos en los abonos del transporte público (82%).

Al mismo tiempo, sin embargo, en el mismo barómetro se ponía de relieve que ese apoyo no iba acompañado de un aumento en las expectativas de voto del PSOE y Unidas Podemos, sino más bien de todo lo contrario.

Yo no soy experto en este tipo de cuestiones y estoy seguro, además, de que esta paradoja, como casi todas las que tienen que ver con la vida social, tendrá una explicación compleja y no muy fácil de descubrir. Pero, quizá por eso, creo que vale la pena contribuir a la reflexión sobre algo aparentemente tan contradictorio y de lo que depende el futuro material y el bienestar de millones de compatriotas.

En nuestro país, como en casi todo el mundo, el sistema de comunicación social está en manos de empresas dominadas por los grandes capitales. No hay ni un solo medio, ni una televisión o radio privadas de mediano o gran alcance, que no sean propiedad o no respondan a intereses de los bancos, grandes empresas, fondos de inversión o Iglesia Católica. Ni uno solo. Y, además de ello, el gobierno de Sánchez, siguiendo la estela que dejó el de Zapatero en su día, no solo renunció a convertir a la televisión pública en un medio de información plural e independiente, sino que se lo ha entregado a la derecha.

En España se ha dado un caso verdaderamente singular y yo me atrevería a decir que histórico: el gobierno permite que la televisión pública desinforme, manipule los contenidos informativos y hasta mienta, para presentar las noticias del modo que más daño pueda hacer a la mayoría parlamentaria que lo sostiene democráticamente.

No es una opinión, es un hecho que se ha podido comprobar fácilmente viendo día a día los telediarios y las tertulias de RTVE y que vienen denunciando sindicatos y profesionales independientes.

Esa es la cuestión. A mí me parece imposible que la gestión que haga el gobierno se metabolice correctamente por la opinión pública y que esta preste suficiente apoyo electoral a los partidos que lo sostienen sin correcta información sobre lo que verdaderamente hace, sin deliberación democrática sobre sus medidas y cuando toda su acción se presenta en los medios constantemente desdibujada y vinculada a los peores desastres por una legión de periodistas y tertulianos al servicio de sus adversarios políticos. Y máxime, en un país como el nuestro, en el que la derecha política es extremadamente nacionalista y cree que solo ella es España, poque no somos «españoles de bien», o ni siquiera españoles, quienes pensamos o sentimos de modo diferente. La derecha española está convencida de que la izquierda es enemiga y no tiene derecho a gobernar y que, por tanto, es legítimo y necesario hacer cualquier cosa para evitar que lo haga. Y eso es lo que se traduce constantemente en la información mentirosa y malintencionada que emiten los medios privados y la televisión pública.

Pero no acaba ahí la cosa.

Lógicamente, no se puede esperar que la derecha ponga sus mediadores al servicio de un gobierno progresista; o que los bancos, grandes empresas y fondos de inversión permitan que en los medios de su propiedad expongan sus ideas las personas que defienden un reparto más equitativo de su riqueza y poder.

Por tanto, si los partidos políticos que gobiernan y tratan de sacar adelante medidas que vayan contra esos intereses dominantes quieren que la gente sepa con realismo lo que están haciendo, es imprescindible que dispongan de sus propios medios y mediadores.

Y el problema es que, incomprensiblemente, han renunciado a ellos.

Sin medios de comunicación, sin promover televisiones o radios ciudadanas que pudieran presentar la información, no ya de un modo favorable al gobierno, sino al menos más plural, es imposible que se pueda generalizar el apoyo a los partidos que lo conforman, incluso a pesar de que la mayoría de la población considere como positivas las medidas que adopta.

Y los únicos mediadores que podrían lograr que la sociedad conozca de primera mano y fielmente lo que hacen en el gobierno los partidos de izquierdas y explicar sin manipulaciones ni mentiras la verdadera naturaleza de su gestión, son sus militantes, sus organizaciones de base y las personas que por sus conocimientos o posición social disponen de influencia intelectual y capacidad de diálogo con la sociedad.

Sin embargo, los partidos de izquierdas se han convertido en organizaciones cesaristas, sin apenas presencia efectiva en la sociedad y con una militancia que prácticamente se reduce a la nacida y educada al amparo de los aparatos, con el único fin de controlarlos para ocupar puestos retribuidos. Ni hay militancia dedicada a informar, explicar y difundir la acción del gobierno en la sociedad, ni los dirigentes de los partidos recurren al activismo social o a quienes podrían utilizar su influencia académica, profesional o social para dar apoyo, alcance y legitimación a las medidas que se van adoptando.

Aunque a la inmensa mayoría de la población, como señalan las encuestas, les parecen bien las medidas que adopta un gobierno progresista lo que ocurre es que, prácticamente en el mismo momento en que se han tomado, una legión de periodistas y comunicadores magníficamente bien pagados se dedica a desnaturalizarlas para asociar con el gobierno, no su contenido real, sino el monstruo de mil cabezas en que lo convierten a base de tergiversación y mentiras.

Y ese efecto se produce principal o más fuertemente, tal y como también revelan las encuestas, entre la población que más se beneficia de las medidas del gobierno. Como es lógico que ocurra, pues es a esa parte de la población hacia la que se dirige en mayor medida la mediación que diseña el poder económico y financiero y la derecha a su servicio. Justo la más desfavorecida y a la que ha dejado de hablar, arropar, organizar y movilizar la izquierda que renuncia a sus organizaciones de base, al trabajo de militantes y simpatizantes y a la cooperación de la intelectualidad progresista y del activismo social.

El gobierno gestiona y lo hace bien pero quienes median entre él y la sociedad para informar de las medidas que toma y de sus efectos son sus adversarios políticos. ¿A quién puede extrañar, entonces, que no gane apoyo electoral por muy bien que lo haga?

Tags:
8 Comentarios
  • Gus
    Publicado a las 07:01h, 31 octubre

    Muy certero. Ya invitan en la tele pública hasta a Marhuenda, una de sus quejas desde hace mucho tiempo.

  • Pio
    Publicado a las 20:10h, 07 noviembre

    La respuesta que usted induce subliminalmente a sus seguidores y a los que no lo son a la pregunta:

    ¿Por qué no avanza en las encuestas el Gobierno de Pedro Sánchez si lo está haciendo bien?

    Es que los votantes son tontos ó fachas .

    Yo tengo un dilema para Vd.

    a) el gobierno de España no tiene la culpa de todas las calamidades que gran parte de los ciudadanos de este desdichado país esta padeciendo ( y no me diga que no es cierto ) —> eso implica que este gobierno y otros en general, son inoperantes e impotentes ante la coyuntura internacional. Por tanto, de pocos méritos puede presumir nuestro gobierno.

    b) gracias al gobierno de España, todos vamos juntos en la crisis y por tanto, no hay colas del hambre y toda la gente en españa tiene una vida digna con todo lo básico cubierto.

    La opción b) no es cierta ya que poco hay que hurgar para ver claramente la situación penosa en la que se encuentra gran parte de la población ( peor que nunca ). No creo que alguien tenga el valor de negarlo

    Nos queda la opción a)

    Si la opción a es cierta, da lo mismo un gobierno del psoe , pp ó de las mujeres hipócritas de la sección femenina de su excremencia el caudillo. Yo no alabaría a un gobierno que solo está para calentar sillas ( y pagarlas con dinero de todos )

    No creo que los linces que tenemos como políticos estén capacitados para aportar algo positivo ni al país ni al mundo. Ahi incluyo también al forofo de juego de tronos ( Iglesias ) y al señor Abascal que son representantes del populismo mas rancio y también maestros de dicha disciplina del señor Sanchez que pronto les superará en la asignatura de populismo si no lo ha hecho ya. Con esto no crean que voy apoyar al pp ni al repelente niño vicente que lo preside.

    Un saludo a los pelotillas del gobierno. Los hay en todos los regímenes totalitarios y en algunos que no lo son.

  • Pio
    Publicado a las 20:32h, 07 noviembre

    Sr. Torres. Escuche un poco la sexta o lea un poco el país ó las tertulias de la 1. En la,sexta, hoy he oido la misma noticia sobre declaraciones de Ayuso por lo menos 18 veces y aún no ha acabado el dia. Falta el programa del defraudador de hacienda El gGran Wyoming ó la sexta clave ó algún otto programa más. Se nota que Ferreras está a sueldo del psoe ya que además del machaque permanente al pp y a ayuso, a veces los mercenarios de la infirmación consiguen promocionar a ios que supuestamente machacan. De hecho, pienso que son los artífices drl triunfo de Ayuso en Madrid y de la subida de vox por pura incompencia y por cansinos.

    Pero no solo eso. Los mercenarios de la información, en un momento dado, pueden también arremeter contra el señor Iglesias con noticias falsas, a pachas con Inda y Villarejo.

    Un saludo

  • Pio
    Publicado a las 20:39h, 07 noviembre

    Por cierto, la pareja Ferreras-Pastor, no me pega nada que sean tan rojos como el pretendido programa rojo de Ferreras

    A veces es bueno escucharles. Tenga en cuenta que hay una rama de la medicina, el aparato digestivo, cuyo estudio de las heces fecales es fundamental y salva vidas

    Saludos

  • Pio
    Publicado a las 21:19h, 07 noviembre

    De todos modos usted erre que erre. La prensa según el señor de juego de tronos y también de usted, debería estar controlada por el estado. Ó mas bien por el partido. Por su partido. Si me dice que los medios de infirmación no son perfectos, y además distan mucho de serlo, estamos totalmente de acuerdo. Si me sugiere, o les sugiere a sus acólitos de este chat, que lo ideal es que el estado controlo los medios de comunicación los controle el partido y a la vez estado que usted propugna, le diré que es aún peor, lo peor. No suspire por medios de comunicación de su ideología comunista por que eso si que es lo peor que nos puede ocurrir. Granma, Pravda etc. etc . Si no admite que el mundo ( no el periódico ) no es perfecto, por tanto la prensa no es perfecta, se va a convertir en un capitán a posteriori que nos va a aburrir subliminalmente con su ideal de prensa totalitaria de la que aún quedan restos. Cualquier dia se va a quejar de que el mundial de fútbol lo ganan solo los equipos mas potentes y preparados y que los partidos han de ganarse solo por la competencia del equipo si no que hay que primar la mala condición económica de sus jugadores. En ese momento, el futbol se acabará y también la economía y el progreso como en sus países preferido Cuba, Venezuela y Nicaragua ( sandinista )

    Un saludo y no aburra.

  • Juan Torres López
    Publicado a las 21:52h, 07 noviembre

    Es usted la Luz que ilumina todo. El Saber que todo lo sabe. Es usted más dios que el mismo dios. Adios

  • Juan Torres López
    Publicado a las 22:11h, 07 noviembre

    Si usted fuera una persona decente se pondría en persona e identificado enfrente de mí, me miraría a los ojos y me diría en qué partido he estado o estoy yo, mintiendo como un pobre bocazas, porque yo no he estado en ninguno y usted no puede demostrar que lo haya estado, porque es manifiesto que mantengo posiciones de independencia frente a cualquier partido. Y me diría en cuál de mis escritos he dicho eso que usted me achaca. Le reto a que lo haga, con testigos y una cámara grabando. Yo estoy dispuesto a ir donde usted me diga que está y plantarme delante de usted, para que se le caiga la cara de vergüenza. Usted tiene la palabra.

  • Pio
    Publicado a las 15:24h, 08 noviembre

    Para Gus: no es que sea yo fan de Marhuenda que siempre denigra la Wikipedia que es mi enciclopedia preferida.

    ¿ usted sugiere que si en la televisión pública invitan a Marhuenda, entonces ya no es una televisión plural ? Deberían invitar solo a los que a vd. le gustan ? ¿ de este modo sería una televisión plural ?

    Me imagino que la respuesta es si

    Saludos

Publicar un comentario