Predicar pero no con el ejemplo

Predicar pero no con el ejemplo

 Leo que Benedicto XVI ha condenado el consumismo. Y me parece bien. Solo que quizá fuese más creible si predicara con el ejemplo. No solo por lo que se refiere a las enormes riquezas de la Santa Sede sino a su propia persona. Lo que siguen son párrafos de noticias que he leído últimamente: 

 

 

  «Benedicto XVI ha incorporado a su indumentaria para protegerse del sol en las audiencias un impresionante sombrero Saturno.
  Si  la pasada navidad, sorprendió con un gorro de terciopelo rojo  festoneado de blanco (utilizado por última vez por Juan XXIII, hace más  de 40 años), este verano ha incorporado un sombrero de ala ancha  denominado ‘Saturno’ porque su forma recuerda a la del planeta  anillado: era usado antiguamente, aunque en su versión en ortodoxo  color negro». 
 
 

 

    

 

  «La revista ‘Esquire’ le  ha elegido al papa como el «mejor portador de accesorios» del año por sus  increibles zapatos. Los zapatos de cuero rojo han sido parte del  vestuario papal durante al menos dos siglos, pero el hecho de que  Benedicto XVI use sotanas un poco más cortas que algunos de sus  antecesores ha hecho más visible su calzado, fabricado por la sastrería  pontificia Ditta Annibale Gammarelli. «Es importante el detalle  personal, algo que distingue a un hombre de todos los demás», explica  el subdirector de la revista, Richard Dorment». 

 

    

 

  «En las formas, este Papa se ha demostrado puntilloso, y en su  vestimenta ha incorporado variaciones que buscan recuperar la ortodoxia  litúrgica y ceremonial y aumentar la belleza y la autoridad que  transmite la elegancia y distinción en una época de mediocridad ambiente».   

 

        

 

    «Alrededor de la Navidad del 2005, sorprendió a los peregrinos al  aparecer en una capa de terciopelo roja adornada con piel blanca que,  junto con la capa escarlata, le daba una apariencia de Santa Claus».   

 

        

 

    «Mientras que el Vaticano nunca confirmó ni negó si los zapatos eran de  Prada, los continuos rumores sobre el sentido de vestimenta del Papa  llevó al periódico vaticano, l’Osservatore Romano, a  publicar una condena a las notas de los medios que dijo trivializan al  jefe de la Iglesia Católica. La inclusión del Papa por parte de Esquire  en su lista de los hombres mejor vestidos fue, agregó, «de una  frivolidad que es muy característica de una era que tiende a  trivializar y no entiende».  

 

 

  El Papa llevará un palio con forma nueva desde el 29 de junio. Se confecciona con la lana de dos corderillos que el Papa bendice el  día de santa Inés (21 de enero), tejida posteriormente por las monjas  benedictinas de Santa Cecilia. Los nuevos palios son colocados en un  cofre ante la Tumba de San Pedro, y el 29 de junio el Papa los entrega  solemnemente a los nuevos arzobispos nombrados durante el año. La  forma del palio papal ha cambiado con el pasar del tiempo: desde la  forma de banda antigua a la de cinta, a partir del siglo VI, con la  forma actual desde el siglo X, y con seis cruces negras incorporadas en  el siglo XV. El Papa Benedicto XVI utilizaba hasta ahora un palio  parecido a los que se usaban antes del siglo X, cruzado sobre el hombro  y con cinco cruces rojas, símbolo de las llagas de Cristo. Como  explica monseñor Marini, el palio cruzado sobre el hombro que había  utilizado Benedicto XVI hasta ahora «comportaba varios problemas e  inconvenientes», por lo que se ha decidido volver a la forma circular. Pero  este no es el único cambio realizado en la vestimenta litúrgica papal,  ya que desde hace algunos meses, según explicó monseñor Marini, el Papa  ha decidido utilizar un báculo dorado y con forma de cruz griega, que  había utilizado Pío IX, en lugar del plateado con la figura del  Crucificado que introdujo Pablo VI. 

 

 

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario