¿Puede colapsar la economía alemana?

¿Puede colapsar la economía alemana?

Publicado en Público el 23 de septiembre de 2022

Tranquilidad, amiga lectora o amigo lector. La economía alemana no colapsará. Si hicieron lo imposible para evitar que cayeran los bancos por ser demasiado grandes, muchos más cielos y tierras moverían para que Alemania no se vaya al garete. Aunque, eso sí, yo creo que se va a cerrar una época y que a la nación que viene imponiendo los intereses de su gran industria al resto de Europa se le viene abajo el modelo económico en el que ha basado su dominio durante las últimas décadas.

Hace unos días en The Wall Street Journal se decía que entramos en una «era de desindustrialización en Europa». Es algo que ya se venía observando antes del confinamiento y que había llevado a que Alemania estuviera a solo una décima de entrar técnicamente en recesión a finales de 2019. Ahora, las cosas se le han puesto mucho peor y casi nadie bien informado duda de que lo va a estar este mismo año.

Las causas de la crisis del modelo industrial que impuso la globalización de los últimos 40 años y que ya comenzaron a afectar a la industria alemana justo al salir de la anterior crisis económica son diversas y complejas y no las voy a tratar aquí. En este artículo solo pretendo señalar resumidamente lo que me parece que es la causa de que los cambios de tendencia en la industria mundial que se están produciendo y que se van a agudizar tras los cataclismos recientes (la crisis de la Covid-19 y la invasión de Ucrania) vayan a afectar de forma especialmente intensa y grave a Alemania.

Para decirlo de la manera más gráfica posible, se me ocurre utilizar un símil deportivo: la economía alemana viene compitiendo dopada desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Si de un deporte se tratara, hubiera sido descalificada hace tiempo.

Alemania se dopó para salvar las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial cuando otras potencias, e incluso pequeños países con los que luego, por cierto, los alemanes no han tenido clemencia alguna, le condonaron miles de millones de dólares de deudas. Gracias a que no pagó la totalidad de las que había generado (como tampoco reparaciones justas a los países a los que tanto daño causó) pudo disponer Alemania de los ingentes recursos necesarios para fortalecer su destrozado aparato productivo tras la guerra.

En segundo lugar, la economía alemana se ha dopado también con el diseño impuesto al proceso de integración europea.

Alemania es la responsable de que el proceso de unidad europea carezca de unión política y de que no haya llegado a ser una auténtica democracia, única forma de lograr que sus intereses (léase, los de las grandes empresas) puedan predominar sobre los del conjunto de Europa.

Alemania se ha dopado también con el mal diseño de la zona euro. Habiendo como hay argumentos teóricos y evidencia empírica abrumadores que señalaron y señalan que con el diseño proalemán aumentaría la divergencia y se producirían desequilibrios constantes y desindustrialización y decadencia productiva en las periferias, Alemania nunca cedió ante los intereses de su gran industria.

Alemania se dopó con un modelo de integración monetaria cuyas condiciones arbitrarias son incumplibles para todos los países pero que permiten castigar y someter a los que tienen menos poder de decisión. La prueba evidente de ello es que de 2000 a 2010, Alemania incumplió 14 veces las reglas de límite de déficit y deuda y España e Irlanda solo cuatro y cinco y nunca antes de la crisis de 2007. Pero solo los más débiles han pagado las consecuencias de sus incumplimientos.

Alemania se ha dopado con un euro que le permite mantener superávits exteriores sin tener que realizar ningún ajuste, mientras que obliga a que los hagan los deficitarios. Una aberración porque, en el seno de una unión monetaria, se debe actuar en ambos lados si no se quiere prolongar y aumentar el desequilibrio. Y se ha dopado también al evitar por todos los medios que la unión se dote de los mecanismos de ajuste (como una hacienda y política fiscal comunes) que sabemos son imprescindibles para que pueda ser exitosa una unión monetaria.

Alemania se ha dopado imponiendo en plena crisis políticas restrictivas que hundieron artificial e innecesariamente a los países periféricos. Ahora sabemos que otros lideres políticos como el propio Obama, los economistas más prestigiosos del mundo e incluso gobernadores de bancos centrales, como el de Austria, se lo advirtieron a Merkel sin que esta le hiciera caso alguno (un balance con muchos datos de esta época aquí).

La economía alemana se ha dopado con un excedente comercial que utilizó para financiar burbujas, para lo cual fue necesario que quienes tanto defienden la austeridad y el rechazo a la deuda obligaran a endeudarse al resto de Europa imponiéndoles condiciones y políticas que no podían tener otro efecto posible. Y eso, además, renunciando a utilizar ese excedente en la economía de su propio país para hacerla más sostenible y mejorar las condiciones de vida de su gente.

Alemania ha dopado a su economía con una política energética antieuropea, geoestratégicamente peligrosa y económicamente ineficiente a largo plazo, como ahora estamos y vamos a seguir comprobando dramáticamente.

Y se ha dopado también al mantener su supremacía comercial con una cotización del euro y un acercamiento a Rusia y China que solo respondía a los intereses de su gran industria y no a los del conjunto europeo.

Para metabolizar tanto dopaje, Alemania ha recurrido a un relato que falsifica su propia historia y los hechos más evidentes. Por ejemplo, cuando Merkel y otros líderes alemanes imponían la austeridad y las políticas deflacionistas a los demás países diciendo que era porque no querían que volviera a darse la hiperinflación que trajo a Hitler. Una auténtica falacia porque está perfectamente estudiado (y los alemanes deberían saberlo mejor que nadie) que el nazismo vino de la mano de las políticas de austeridad alemanas y no de la inflación y que vino de la mano de los grandes capitales, cuyo interés egoísta es justamente el que vuelve a ser una amenaza para la democracia europea. O se dopa cuando extiende la idea de que los pueblos del sur somos vagos, a pesar de que trabajamos más horas de promedio que los alemanes, y más proclives a endeudarnos, cuando ya he dicho que esto ocurre como efecto derivado de las políticas que Alemania impone en su beneficio y que ni siquiera es algo exclusivo de las periferias, porque la propia Alemania se han endeudado más que nadie cuando le ha sido necesario. O cuando dice que las demás economías viven de los subsidios, cuando Alemania es quien más ayudas públicas viene dando a sus empresas.

Ahora, la guerra de Ucrania ha hecho saltar por los aires ese modelo dopado y la Alemania que apostó por dividir a los europeos como modo de garantizar su predominio le reclama su apoyo. Sin que de momento, por cierto, haya ni un ápice de autocrítica.

Alemania se ha comportado como el alumno listillo de la clase que se cree que engaña a todos cuando, en realidad, se estaba haciendo trampas jugando al solitario. Ha bastado que a Estados Unidos le interese, porque necesita reducir a Rusia y la mejor manera es enfrentarla militarmente con Europa, para que el dopaje que sostiene al modelo económico alemán haya quedado al descubierto, su economía por los suelos y la no-Europa diseñada por el capital alemán sin autonomía ni capacidad de decisión alguna.

Termino por el principio. La economía alemana no colapsará, aunque será otra a partir de ahora, porque no es eso lo que busca la gran potencia imperial. Lo que Estados Unidos necesita es que Europa se convierta en un gran cuartel, su economía en una subsidiaria de su industria militar alimentada con el dinero de los gobiernos y su proyecto de protagonismo político global como primus inter pares en un simple papel mojado.

El que quiso ser un renovado sueño de la Europa panalemana, el de la gran y superior Alemania dominando al continente, va a terminar siendo algo peor que una quimera. Ha sido la droga alemana que ha dividido y enfermado a toda Europa y que nos ha puesto en manos de Estados Unidos por mucho tiempo y al borde de una guerra de consecuencias todavía inimaginables.

Tags:
47 Comentarios
  • Jesús Pérez sanchez
    Publicado a las 23:53h, 25 septiembre

    Buen artículo queda claro el capitalismo alemán y su forma de actuar, luego dicen que han sido ellos los que han dado dinero para ayudar a los países más pobres, y a los que nos acusaban de que no trabajábamos. Gracias por sus artículos que nos hace conocer con más la economía y las técnicas para enjuagar los déficit.

  • Claudio del Campo
    Publicado a las 00:29h, 26 septiembre

    No se pueden decir más cosas con menos palabras. Muchísimas gracias por el articulo.

  • joan
    Publicado a las 08:17h, 26 septiembre

    muy interesante 👍 artículo, gracias

  • Elvizca
    Publicado a las 10:16h, 26 septiembre

    He leido muy atentamente el articulo y me parece de una aclaracion y acierto formidables.

    Como siempre, no ceda en su lucha por los demas aclarándonoslos la ruta por donde nos quieren llevar los codiciosos, y los sicopatas cegados por el ahora.

    Gracias compañero.

  • Gunter
    Publicado a las 10:27h, 26 septiembre

    «»Alemania ha dopado a su economía con una política energética antieuropea, geoestratégicamente peligrosa y económicamente ineficiente»»,

    ¿Lo mejor es comprar petroleo y gas a USA, a precios muchísimo mas caros? ¿Comprar a USA es ser proeuropa, económicamente eficiente?

    Europa no tiene gas, no tiene petroleo, no tiene hierro, no tiene titanio, etc etc etc., ¿Lo mejor es comprarlo a USA aunque sera mas caro?

  • Jorge Felgar
    Publicado a las 11:41h, 26 septiembre

    Tus reseñas y comentarios son acertados.

    Alemania, después de la 2ª Guerra Mundial, actuó siempre como punta de lanza y buena estudiosa de los intereses americanos en Europa. Desde entonces, también bajo el control financiero del Reino Unido, toda Europa ha sido rehén de los estadounidenses como consecuencia del Plan Marshall.

    Ha sido evidente el interés de la industria armamentística estadounidense en promover las guerras, ya sean en Europa o en otros lugares, incluso internamente en su propio país con la venta indiscriminada de armas a civiles para que se maten unos a otros.

    Cuando se habla de deudas y deudores, nadie debe olvidar que los Estados Unidos de América es el país con la mayor deuda impagable del mundo. ¡Los americanos sólo pagan con balas y bombas!…

    La caída del Muro de Berlín creó un acercamiento natural entre Rusia y Europa Occidental, pero esto es inaceptable para los intereses globales de los estadounidenses. Una Europa con Rusia representaría un bloque político-económico-militar demasiado poderoso. En mi humilde opinión, esto fue lo que inició la guerra en Ucrania.

    Para los estadounidenses, es preferible dividir el mundo con un bloque China/Rusia que lidiar con un bloque Europa/Rusia y China por otro lado.

  • Pio
    Publicado a las 14:21h, 26 septiembre

    De locos: emigración para buscar un futuro, desde los paraísos comunistas de la igualdad y el bienestar, como son Venezuela, Nicaragua y Cuba hacia el país de la desigualdad por excelencia que es Estados Unidos.

    https://cnnespanol.cnn.com/2022/09/20/aumenta-llegada-migrantes-venezuela-nicaragua-cuba-ee-uu-trax/

  • Felicia Sanchez Gallego
    Publicado a las 16:27h, 26 septiembre

    Muy formativo coml siempre, profesor. Gracias. Espero que las consecuencias no sean todo lo terribles que parecen. El futuro se ve muy oscuro.

  • José Luis
    Publicado a las 16:53h, 26 septiembre

    GRACIAS POR DAR FORMA ESCRITA, Y POR TANTO COMPRENSIBLE, A AQUELLO QUE LOS DEMÁS ATISBÁBAMOS SIN TERMINAR DE PERFILAR.

  • Alicia
    Publicado a las 16:57h, 26 septiembre

    «»El que quiso ser un renovado sueño de la Europa panalemana, el de la gran y superior Alemania dominando al continente, va a terminar siendo algo peor que una quimera. Ha sido la droga alemana que ha dividido y enfermado a toda Europa y que nos ha puesto en manos de Estados Unidos por mucho tiempo y al borde de una guerra de consecuencias todavía inimaginables.»»

    ¿USA tiene derecho de pernada sobre Europa? Su articulo olvida cosas y es su visión que olvida que la causa de ello es el arrodillamiento de Europa a los designios que dicta USA, si Europa fuese valiente y se quitara la soga que USA le tiene en el cuello, no estaría hablandose de crisis en Europa y para muestra basta con la gran frase de Victoria Nuland cuando se ejecutaba el golpe de estado en Ucrania «»fuck the EU», el mal de Europa no es Rusia, el mal de Europa es que USA nos quiere arrodillados.

  • JOSEP
    Publicado a las 21:08h, 26 septiembre

    Veo que el autor es un germanófilo de primera… Lo que está claro es que es un perfecto desconocedor de la historia económica y evolutiva de Alemania, Nación a la que apostaría que el autor no ha pisado en su vida, y en caso de que lo haya hecho, el resultado de su experiencia personal debe haber sido desastroso a la vista del nivel de manipulación y ensañamiento que utiliza con el único fin de desacreditar cuantas aportaciones ha hecho Alemania para el bienestar, la prosperidad y el desarrollo de Europa. Por la inquina y desconsideración que muestra el articulista hacia Alemania, se puede siente desde el principio del artículo una fetidez a manipular la historia a conveniencia de su ideario político: persona de izquierdas pero irreflexiva que va reproduciendo su discurso sin información contrastada, atreviéndose a hacer paralelismos de contextos históricos tan controvertidos como el escenario de reconstrucción de Alemania tras la II Guerra Mundial y la crisis que acució a TODA Europa a principios de este siglo.

    Es fácil percatarse que las ideas que reproduce el autor las arroja bajo la convicción de que nadie se enterará de la fuente de dónde les ha sacado… Sr. Torres, en este mundo de desinformación no se olvide que aún quedamos unos pocos que contrastamos y reflexionamos la información para ayudarnos (a nosotros y a los demás) a huir de planteamientos demagógicos, electoralistas y populistas como el suyo.

    Decir que Alemania se ha dopado por haber defendido la contención de la deuda, reprochar el destino de sus excedentes en el marco de su política soberana, afirmar que mantiene su superávit a base de su política monetaria, volcar toda la responsabilidad de la política energética sobre Alemania, son planteamientos FALSOS y EMBUSTEROS.

    Ya quisiéramos estar a la altura de Alemania en economía, investigación, nivel educativo y de formación, desarrollo humano, industria, políticas en cambio de climático, etc… Todo lo que dice usted, señor, es pura bazofia.

  • JOSEP
    Publicado a las 11:15h, 27 septiembre

    Estimado Sr.,

    Ayer publiqué en su bloc un comentario el cual ha sido sorprendentemente eliminado. Me gustaría que me explicara los motivos por los que ha decidido finalmente retirarlo. Mi comentario expresaba indignación por su artículo (repleto de disparates), pero dentro de las reglas del respeto y el decoro. Una persona como usted no debe permitir que alguien como yo le reproche que está coartando el derecho a la libertad de expresión o a la libre información, y más en un bloc tan imparcial e independiente ideológicamente como el suyo… A mi nunca se me ocurriría filtrar las opiniones; ni siquiera las más dolorosas.

  • JOSEP
    Publicado a las 11:17h, 27 septiembre

    Gracias por publicar mi comentario de nuevo.

  • Juan Torres López
    Publicado a las 11:58h, 27 septiembre

    Pues realmente no da usted muchos datos que contradigan lo que yo he expuesto. Si tiene la amabilidad de señalarme en qué me he equivocado y cuáles de mis afirmaciones son erróneas y por qué, con mucho gusto cambiaré de opinión.

  • Juan Torres López
    Publicado a las 12:03h, 27 septiembre

    Su comentario no fue eliminado. Sencillamente pudo tardar en ser publicado, como todos los demás, porque yo no mantengo profesionalmente esta web y la pongo al día cuando puedo. No obstante, me gustaría decirle que esta web es como mi casa. Creo que tengo todo el derecho del mundo a decidir quién entra en ella o no. Como nunca he tenido miedo sino todo lo contrario a la opinión ajena es fácil comprobar que siempre publico los comentarios que me contradicen, incluso cuando lo hacen sin argumentos e insultando, como es su caso. Si para usted llamar embustero o decir que alguien escribe bazofia sin dar un solo argumento que lo demuestre es decoro y respeto, pues ¡qué quiere que le diga!

    No se altere tanto y espero sus datos y argumentos para que pueda cambiar rápidamente mis opiniones que puedan estar equivocadas

  • Carlos
    Publicado a las 18:35h, 27 septiembre

    Sr Torres, debe usted dar datos (y las respectivas fuentes) de sus afirmaciones. No corresponde al lector (referee, palabra que quizás no conoce) aportar la evidencia. Una muestra más de porqué en dos años llegó a ser catedrático (cuando incluso hoy, usted no pasa el filtro de ANECA, 40 años después de ser PhD)

  • Gunter
    Publicado a las 18:53h, 27 septiembre

    señor Juan, dice usted que «Alemania ha dopado a su economía con una política energética antieuropea, geoestratégicamente peligrosa y económicamente ineficiente»,

    ¿Lo mejor es comprar petroleo y gas a USA, a precios muchísimo mas caros? ¿Comprar a USA es ser proeuropa, económicamente eficiente?

    Europa no tiene gas, no tiene petroleo, no tiene hierro, no tiene titanio, etc etc etc., ¿Lo mejor es comprarlo a USA aunque sera mas caro?

    Sería tan amable de explicar por que comprar gas a un proveedor cercano y más barato es malo y comprar a un proveedor a 8000 kms mas caro es mejor.

  • Juan Torres López
    Publicado a las 19:00h, 27 septiembre

    Yo he escrito un artículo de opinión. En él solo hay un dato, el de los años de incumplimiento de las reglas presupuestarias. Es obvio que se obtienen de los datos oficiales que proporcionan los respectivos gobiernos, Eurostat u otros organismos bien conocidos. Yo no tengo culpa de tener 67 años y haber sacado primero la vieja adjuntía y luego la cátedra cuando no existía la ANeca ni ninguna otra agencia de evaluación o acreditación. Es obvio que usted no puede saber qué hubiera pasado si en aquel momento yo hubiera tenido que acreditarme. Después de haber sacado ambas plazas no he necesitado hacerlo y he decidido orientar mi carrera como me ha parecido bien. Ni paso el filtro de la ANECA ni el que establece la NASA para ser astronauta, pero ninguna de las dos cosas me avergüenza ni creo que sea criticable. He escrito las obras que me ha dado la gana escribir y la he publicado en las mejores editoriales españolas y algunas de ellas han sido auténticos éxitos editoriales y las más vendidas durante bastantes meses seguidos, o referencias en el trabajo académico de muchos investigadores. Y, por último, déjeme decirle que a usted le falla la pata de la lógica más elemental: si alguien dice que yo estoy equivocado en algo, creo que lo lógico es que señale en qué lo estoy. Por lo demás, yo no he tratado de aportar ninguna evidencia, sino tan solo mi opinión. Si usted no la comparte, pues no pasa nada.

  • Carlos
    Publicado a las 19:33h, 27 septiembre

    «Ni paso el filtro de la ANECA ni el que establece la NASA para ser astronauta»

    Sólo se le pide que pase el filtro de la ANECA, como se espera de un «catedrático en economía» (vea el lector los cv de C. Herrero o A. Villar, por citar personas con una edad similar al «catedrático»).

  • Carlos
    Publicado a las 20:04h, 27 septiembre

    Sr. Torres, le pido que olvide mi último comentario. Luego de leer las diversas entradas anteriores, creo que ha demostrado usted que, al margen de críticas o aseveraciones con las que puede no estar de acuerdo, las publica en su blog. Esto constituye, a mi entender, un ejercicio fehaciente de integridad intelectual. Siento si me he excedido, no sólo en el tono, sino también en mis opiniones. Le ruego además, que no publique este comentario.

    Atentamente,

    Carlos

  • Juan Torres López
    Publicado a las 11:31h, 29 septiembre

    O sea, que yo tengo que hacer la carrera profesional y trabajar en lo que a usted le parezca bien, escribir lo que usted prefiera y dedicar mi tiempo a lo que usted me diga. ¿No le parece a usted más lógico que valore lo que yo hago y no que me enjuicie por lo que yo, en pleno uso de mi libertad, he decidido no hacer?

  • Gunter
    Publicado a las 13:42h, 29 septiembre

    Disculpe, Señor Juan, dice usted que «Alemania ha dopado a su economía con una política energética antieuropea, geoestratégicamente peligrosa y económicamente ineficiente», le reitero, con el objeto de entender esa «antieuropea».

    ¿Lo mejor es comprar petroleo y gas a USA, a precios muchísimo mas caros? ¿Comprar a USA es ser proeuropa, económicamente eficiente?

    Europa no tiene gas, no tiene petroleo, no tiene hierro, no tiene titanio, etc etc etc., ¿Lo mejor es comprarlo a USA aunque sera mas caro?

    Sería tan amable de explicar por que comprar gas a un proveedor cercano y más barato es malo y comprar a un proveedor a 8000 kms mas caro es mejor.

    Gracias.

  • Juan Torres López
    Publicado a las 16:20h, 29 septiembre

    Ciertamente, no desarrollé lo que que debería haber explicitado. Quise hacer referencia a las limitaciones que Alemania ha puesto al desarrollo de las energías renovables en los demás países europeos. Como en otras ocasiones, antepuso sus intereses nacionales a los de la Unión. Posiblemente, porque se creyó que podría salir adelante el proyecto de energía solar paneuropeo capitaneado por el capital alemán

  • Afonso Ribas Fraga
    Publicado a las 19:10h, 29 septiembre

    Estoy de acuerdo con otro comentarista: no se puede de dir tantom en tan pocas palabras. Infelizmente pocas veces podemos acceder a publicaciones de tanta calidad en este tiempo yermo, con plumiferos y medios vendidos al Imperio, y economistas lacayos en Fedea. Mi más sincera felicitación y agradecimiento.

  • JOSEP
    Publicado a las 23:53h, 29 septiembre

    Sr. Torres,

    Disculpe mi demora en responder a su envite de día 27 de septiembre por el que Vd me recriminaba de manera algo paradójica no haber aportado datos que contradigan lo que usted refiere en su artículo de 25 de septiembre intitulado “Puede colapsar la economía Alemana?”. Pese a que mi modesto cometido como lector no sea aportar datos sino nutrirme de los que usted pueda aportar, he decidido hacer una excepción a la regla y ceder a su seductor desafío; en todo caso, no quisiera entrar a rebatir las incongruencias y extravagancias de su artículo sin antes expresarle que en ningún momento he tenido la intención de ser mal educado o faltarle el respeto a usted, pues sigo ratificándome en que el planteamiento que usted utiliza en el reiterado artículo es patrañero e infundioso, muy lejos de la solidez y consistencia de otras publicaciones que le preceden.

    Antes de entrar en datos, debo decirle que la única fuente que usted reconoce que ha utilizado para llegar a tan absurdas conclusiones consiste en el incumplimientos de la regla presupuestaria por parte de Alemania. A partir de este dato, usted va deshilando una serie de afirmaciones que en la mayoría de los casos ninguna relación directa guardan con su fuente. De ahí mi convencimiento de que Vd ha opinado desde la ignorancia y no desde la razón, presumiblemente porque se ha dejado llevar por su irrefrenable ímpetu ideológico de quien tiende a buscar una “cabeza de turco” para responsabilizarlo de todos los males propios, y más cuando los suyos están en el Gobierno.

    En relación a su única fuente que ha citado, debo decirle que Alemania fue la pionera en establecer en el año 2009 en su Constitución el “freno al endeudamiento”, por tanto, fue la primera que asumió de manera soberana y autoexigente el límite de endeudamiento frente a los demás países de la zona euro. Esta regla de contención se ha quebrantado temporalmente por los efectos del Covid, que ha posicionado la deuda en Alemania en el 69,3% del PIB. Recuerda Sr. Torres ¿a qué nivel está la deuda española o francesa actualmente? ¿sabe usted cuántas veces incumplió la deuda del PEC Grecia, Portugal, Francia o Italia durante esos mismos años que cita en su artículo? ¿Y qué papel jugó el frente franco-alemán en el incumplimiento de esas ayudas? ¿Y en qué contexto se incumplieron esas ayudas en el marco de reformas estructurales? ¿Cree usted como economista que las reglas para la reducción de la deuda son suficientemente claras? Se lo digo, porque cuando fueron sistemáticamente incumplidas -no sólo por Alemania- sino por la práctica totalidad de los países de la zona euro, no eran tan claras…

    Todo ello lo pongo de relieve para evidenciar su ofuscación con Alemania, en contraposición con su talante caritativo con otros países de la zona Euro que han incumplido y que siguen incumpliendo sistemáticamente con las reglas de contención de manera mucho más grave. Algunos de estos países son los que usted alude cuando atribuye como única causa de crecimiento económico alemán las condonaciones de deuda tras la II Guerra Mundial (Mervyn King, Eric Toussaint), tesis que no fueron compartidas por otros economistas (entre ellos, David Malpass), así como el FMI. Es más, en el caso griego, supongo que se acordará usted que la denominada Troika estaba conformada por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea. Alemania no era el único acreedor de los griegos. Espero que en esto usted también esté de acuerdo.

    Sr. Torres, utilizar el término “dopar” para atribuirlo al éxito económico alemán es ofensivo y simplista, impropio de un investigador de su talla. El crecimiento de una nación depende de multitud de logros que requieren de esfuerzo y sacrificio, de políticas en educación, invetigación, políticas de igualdad, de tener la capacidad de acoger a más de 1,5 millones de refugiados en menos de dos años y darles habitación, educación y sanidad, de absorber a más de 12 millones de habitantes de la RDA y dotarlos de nueva infraestructura (de ahí también el gasto público al que usted refería…), y todo ello, manteniendo una tasa de desempleo inferior al 5%.

    Una curiosidad Sr. Torres, ¿qué relación guarda el incumplimiento de la regla presupuestaria con los excedentes comerciales, las políticas restrictivas o la política energética? Lo digo porque si el PEC es su única fuente, no le veo relación directa alguna.

    A diferencia de usted, opino que los alumnos “listillos” hemos sido los países del Sur que hemos recibido muchísimo más que los de Centro-Europa, donde la carga imposiitiva de la clase trabajadora es más alta que en el sur y sirve para pagar en parte “el plato roto” de lo que aquí no se gestiona bien. ¿Me puede decir a qué mercados secundarios España hubiera podido ir a pedir prestado con la calificación crediticia y de solvencia que nos avala? Y eso por no hablar de las aportaciones al Fondo de Solidaridad Europeo que ha hecho Alemania a lo largo de los últimos treinta años.

    En definitva, creo que hierra en su interpretación de los datos. Estoy convencido de que no le haré cambiar un ápice su opinión, pero sólo le pido que sea un poco más sensato cuando analice los datos y los ponga en contraste. Todo es interpretable, pero hay que conocer las dos caras de la misma moneda para opinar. Yo he estado viviendo bastante tiempo en Alemania y es un país que admiro por su cultura, mentalidad, modelo económico y social y por sus ambiciosos retos de futuro. Puedo coincidir con Vd en que el modelo económico en la UE es mejorable puesto que está inserido en el capitalismo global, pero ello no es atribuible únicamente a Alemania. Es responsabilidad de todos.

    Permítame un consejo a pesar de la edad: no se vanaglorie de las desgracias de los demás (en este caso Alemania con la guerra de Ucrania) pues nuestros intereses se pueden ver muy comprometidos. Si para usted Alemania ha propiciado un marco globalizador en la UE, vaya a Estados Unidos o China y después me cuente… Europa es el ente político mundial donde mejor se vive, donde hay más bienestar social y seguridad, y donde aún hay esperanza de cambio en este mundo en plena decadencia; y Alemania ha contribuido en gran parte a ello.

    Un saludo,

  • Juan Torres López
    Publicado a las 10:02h, 30 septiembre

    Sigue usted haciendo afirmaciones sin aportar una sola evidencia. Y encima es un completo bocazas. Haga el favor de ir a ver los datos oficiales de Alemania o a Eurostat o a cualquier web que los presente y comprobará que ese país:

    A) tuvo déficit superiores al 3% en 2001 (-3%) 2002 (-3,9) 2003 (-3,7) 2004 (-3,3) 2005 (-3,3) 2009 (-3,2) 2010 (-4,4)

    B) Tuvo deuda púbica superior al 60% del PIB desde 2003 a 2021, menos en 2015

    Y, por otro lado, parece mentira que usted no sepa entender que el hecho de que yo critique el modelo económico alemán no quiere decir que no respete y admire al pueblo alemán y a su sociedad, es decir que no representa una crítica o un desprecio a Alemania en su conjunto. Debería usted ver las cosas con un poco más de equilibrio. Que yo critique de alguien su forma de vestir o alguna de sus aficiones no quiere decir que lo considere un ladrón o un sinvergüenza, por poner un ejemplo.

    Y le insisto en lo principal. Si usted me dice cuál de mis afirmaciones contiene un error, con mucho gusto la modifico.

  • Juan Torres López
    Publicado a las 10:04h, 30 septiembre

    No se preocupe. Nos puede pasar a todos. Un abrazo

  • JOSEP
    Publicado a las 13:57h, 30 septiembre

    Todo su artículo es un sinsentido porque se limita a interpretar a su conveniencia unos datos que no guardan relación alguna con el supuesto «dopaje» al que usted hace mención. Haga el favor de reconocer sus errores y rectificar. Usted mismo se desacredita cuando pierde los papeles conmigo llamándome «bocazas» por haber opinado y haber compartido una interpretación (un punto de vista) diferente a la suya.

    Estos datos sobre déficit que usted cita ya los conozco; lo que me preocupa es que usted siga citando únicamente los de Alemania cuando nosotros llegamos casi al 12% en el 2012. Ni que decir de otros países como Italia, Francia o Grecia. Entonces, quién iba «dopado»?

    Saludos,

  • JOSEP
    Publicado a las 17:38h, 02 octubre

    Usted no ha publicado mi último comentario. Muy democrático. Si tiene un blog debe saber que está puesto a la crítica. Lo que no puede hacer es vetar a quienes no piensan como usted.

  • JOSEP
    Publicado a las 17:50h, 02 octubre

    Acabo de percatarme que había sido publicado el anterior post. Solo me aparece publicado cuando vuelvo a publicar otro. Quizás hay algo mal configurado. Ruego que omita el anterior post mío y disculpe las molestias.

  • Juan Torres López
    Publicado a las 11:04h, 03 octubre

    Es la primera vez en la vida que me critican por interpretar a mi conveniencia unos datos. Lo único que he hecho ha sido mencionarlos y usted me decía que me los había inventado. Solo por eso le he dicho que es usted un bocazas. Y ahora sigue siéndolo: cuando le presento los datos me contesta diciendo que no presento los de España. Los de mi país los he expuesto en las ocasiones en que he tratado de analizar nuestra economía. Yo reconozco los errores en el mismo momento en que me hacen ver cuáles son. El problema es que usted no me los señala. Dígame por favor cuál es mi error. Se lo digo con la mayor humildad. Me ayudará usted, pues yo, con mucho gusto, rectifico. Pero si no me dice en qué estoy equivocado o qué he dicho mal pues no puedo cambiar. Yo me he expresado y dado mi opinión de buena fe, creyendo en lo que escribo. Si usted cree que he dicho algo mal dígamelo y rectifico sobre la marcha.

  • Juan Torres López
    Publicado a las 11:08h, 03 octubre

    Lloriquear porque no le publico un comentario, cuando se puede comprobar fácilmente que publico todos los que me critican o incluso insultan incluidos todos los suyos, es la mejor prueba del rigor con que actúa.

    Y, por cierto, los publico porque quiero, no porque esté obligado. Esta es mi casa y entra quien yo quiero, como usted hará en la suya. Mi web no es el Parlamento

  • Pio
    Publicado a las 13:22h, 07 octubre

    Anda que no le gusta a vd. Que le adulen señor Torres. Cuando alguien opina de distinta manera que Vd, salta Vd. como un matasuegras. Hágaselo mirar seriamente que aún tenemos seguridad social en la que todavía hay sicólogos competentes.

  • Pio
    Publicado a las 13:29h, 07 octubre

    Por cierto, como dice Vd. el chat es suyo y filtra lo que le da la gana. Yo ya lo he comprobado varias veces. También le aclaro que ir al sicólogo ó siquiatra no presupone tener una patología. Pero quien mas, quuen menos, tenemos ciertas manías y obsesiones de las que es beneficioso ser al menos consciente.

  • Juan Torres López
    Publicado a las 09:55h, 10 octubre

    Lleva usted razón: basta ver a qué he dedicado toda mi vida, lo que he escrito y dicho, para comprobar que a mí lo que me gusta es que me adulen.

    ¿puede usted demostrar lo que dice, que yo no publico los comentarios críticos? No puede hacerlo sencillamente porque están aquí, a la vista de todo el mundo. Demuestre lo que dice.

  • Pio
    Publicado a las 12:55h, 11 octubre

    Vd. sabe que me es imposible demostrarlo, lo cual no implica que no sea cierto. Saludo

  • Pio
    Publicado a las 13:39h, 11 octubre

    ¿ germanofobia ? ¿ yankeefobia ? Eso son manías. Yo rezaría para que Alemania no tenga una recesión por la cuenta que nos trae ( y no soy creyente ).

    Ojalá tuviéramos aquí un índice de paro juvenil y general que tienen allí

    https://datosmacro.expansion.com/paro/alemania

    , además de su PIB per cápita y su índice de Gini ( igualdad )

    https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_igualdad_de_ingreso

    y su indice de desarrollo humano. Ojalá nuestros jóvenes no tuvieran que emigrar allí. Ojalá nuestro país hubiera contribuido como Alemania a la ciencia, a la medicina y a mil disciplinas más. Ojalá hubiera aquí universidades como las que hay allí.

    De todos modos lo de Alemania se pasa, sin embargo lo de nuestro pais es desde siempre y para siempre. España ha cambiado poco y la literatura de los pícaros del siglo de oro podría aplicarse ahora mismo.

    No espere vd. Que España esté en igualdad de poder en Europa con Alemania. Eso sería injusto.

    Aquí preferimos aplicar las recetas que gustan a algunos. Aplicando la ley de oferta-demanda a la situación laboral española y oferta de empleos, hay mucha mas demanda que oferta. Señal de que la creación de empresas serias en nuestro pais no es atractiva. Somos grandes productores de automóviles de marcas extranjeras ( mano de obra barata ) además de una infinidad de productos mas. La única razon de que capital extranjero invierta aquí, la mano de obra mas barata que otros paises y eso no genera productividad. Poca oferta de empleo serio y mucha demanda del mismo. Parece como si el objeto de nuestros gobernantes fuese que provocar una situación de paro y calamidades para que nuestro gobierno ejerciese la labor de Robin Hood y así disponer eternamente de los votos de los favorecidos por su política dadivosa y esclavista de las personas que deberían ser libres. O sea que no tenga lástima a la pobre Alemania y su recesión por que es probable que a la larga nosotros salgamos mas perjudicados que ellos.

    Saludos.

  • Pio
    Publicado a las 13:42h, 12 octubre

    Ah señor Torres. No dudo que los datos que aporta sean ciertos. Lo que si dudo es que aporta los datos que le interesan a vd. para sus argumentos y obvia los datos, también ciertos que estropeen sus argumentos. El viejo truco de las verdades a medias ( son más peligrosas que las mentiras)

    A ver si me explico:

    El 11 de marzo de 2002 llovió abundantemente en Sevilla. Usted podría grabar un video de ese día. Grabaría otro video soleado de julio en Santiago De Compostela. A partir de de esos datos ciertos, vd inferiría que en sus videos se ve que en Sevilla llueve mucho y en Santiago De Compostela poco, según sus videos rigurosamente ciertos. Dejaría a su entregado lector que sacara la conclusión de que en Sevilla llueve mas que en Santiago De Compostela. El truco de la maldita hemeroteca que invento el tandem Ferreras-Pastor que les da igual el método que se utilice para destruir a su enemigo político, que no es el que les paga. Si no, recuerde lo que pasó entre Ferreras e Iglesias. Ojo que con este tipo de personajes, bien podría pasar lo contrario si Iglesias tuviera la capacidad de influencia decFerreras.

    Total kk for everyone ( con perdon )

  • Juan Torres López
    Publicado a las 18:19h, 12 octubre

    Yo no puedo demostrar que usted mató a Manolete, pero eso no implica que no pueda ser verdad.

  • Juan Torres López
    Publicado a las 18:22h, 12 octubre

    Lógicamente, yo uso los datos que creo que refuerzan lo que pienso. Otra cosa es que haya otros diferentes y yo no los haya tenido en cuenta. Le he dicho varias veces que si ha ocurrido eso haga el favor de decírmelo porque enseguida rectifico. Todo lo demás es irse por las ramas. La cuestión es muy fácil: yo veo algo, lo analizo, doy mi opinión al respecto y cualquier otra persona valora lo que digo y saca su propia conclusión. Yo no pretendo convencer a nadie ni creo que yo lleve la razón ni en todo ni en parte. Dudo de lo que sé porque sé que mi información no puede ser perfecta. De verdad que no sé a qué viene todo eso que me dice porque no tiene nada que ver con lo que he escrito

  • Juan Torres López
    Publicado a las 18:24h, 12 octubre

    En otro momento dice usted que no puede demostrar que yo filtre u oculte comentarios. Ahora dice que sí lo hago. Aclárese

  • Pio
    Publicado a las 18:59h, 12 octubre

    » Yo no puedo demostrar que usted mató a Manolete, pero eso no implica que no pueda ser verdad.»

    Esto si me ha gustado ya que la ironía a veces implica indicios, ó mas bien ,trazas de inteligencia. Puede ser que a su edad esté evolucionando hacia el humor inglés, por mucha anglosajon- fobia que padezca.

    Por otra parte, usted sabe que incluso en matemáticas, disciplina en la que no se da un paso en fslso casi nunca, en matemáticas digo, ha habido demostraciones convincentes en las que al cabo del tiempo, alguien ha encontrado un fallo y ha echado por tierra una demostración. Imagínese usted en el contexto de estas discusiones que hay en su seccion » ganas de escribir » que no es un foro de matemáticos, lo imposible que es que yo le demuestre algo a vd. ó que vd me demuestre algo a mí ó a alguien mas. Esto implica que vd no deberia exigir en este foro que le demuestren algo. Lo contrario también es cierto. Yo no le voy a exigir a vd. que me demuestre nada en este tipo de discusiones. Simplemente, los participantes rebatirán sus argumentos y vd los suyos. Cada uno exhibirá los argumentos que seleccione , basados o no en datos ( siempre parciales ) y vd hará lo mismo supongo, sin enfadarse por que alguien tenga una leve impresión ( como yo ) de su anglo-sajon-fobia, germanofobia, meritofobia y otras fobias. También le oí decir que los estados y la unión europea intervienen la economía en direcciones contradictorias anulando su efecto unas a otras. Eso demustra que cuando las instituciones intervienen en la economía, tienen muchas probabilidades de meter la pata y lkevarse al pueblo por delante, de donde deduzco que solo una autoridad mundial que viniese de Dios, ó en su caso de Marx, seria la única autoridad que podría intervenir en la economía. O en su defecto, tambíén lo podría hacer usted, como infalible que es, si algun dia consigue el poder que le confiera la revolución bolchevique mundial. Espero que no me insulte ni me lkame bocazas por decir todo esto. Dedpués de todo, yo me he hecho ilusiones de que un germen irónico anglosajoniano ha prendido en vd. Y ya no necesita poner calificativos de futbolero forofo. A mi tampoco me gusta el fútbol, y menos el fútbol de sillon

    Un saudo

  • Juan Torres López
    Publicado a las 22:07h, 13 octubre

    Para añadir al elenco de fobias que me achaca: tengo mucha a los insectos de cualquier tipo.

    Saludos

  • María
    Publicado a las 01:20h, 14 octubre

    He leído todas las respuestas y argumentos que ha dado a dos personajes que, sin aportar dato alguno, le acusan de germanofobia- Decirle que me ha sorprendido la enorme paciencia que tiene usted para soportar a estos cansinos malintencionados. Si yo fuera usted, no perdería ni un minuto de mi tiempo en tratar de contestar a gente que solo trata de ponerle en cuestión porque sí. Sin aportar nada nuevo o diferente que nos pueda hacer pensar que tienen algo que decir.. Decirle que, me ha gustado mucho su artículo . Creo que es muy instructivo para conocer porqué Alemania, después de haber perdido dos guerras mundiales , en menos de un siglo, ha llegado a convertirse en la mayor economía de Europa. GHracias

  • Pio
    Publicado a las 13:14h, 15 octubre

    Muy bueno señor torres. Me doy por aludido y reconozco que es vd . justo lo contrario que un pequeño insecto como yo ( por lo menos vd. Lo cree así )

    Saludos

  • Gunter
    Publicado a las 13:18h, 21 octubre

    Disculpe que le reitere Señor Juan, dice usted que «Alemania ha dopado a su economía con una política energética antieuropea, geoestratégicamente peligrosa y económicamente ineficiente», le reitero, con el objeto de entender esa «antieuropea».¿Es mejor comprar a USA 7 veces mas caro?

    ¿Tenemos un nuevo enfoque? El señor Borrel «nuestra prosperidad se ha basado en la energía barata procedente de Rusia. El gas ruso, barato y supuestamente asequible, seguro y estable. Se ha demostrado que no es así. También se ha basado en el acceso al gran mercado de China, para las exportaciones e importaciones, para las transferencias tecnológicas, para las inversiones, para tener productos baratos»

    «gas ruso, barato y supuestamente asequible, seguro y estable. Se ha demostrado que no es así», como se puede mentir tan descaradamente al pueblo, cuando desde los sesenta y setenta con la repulsa y agresiones de USA se trataba por todos los medios de no permitir el suministro de Rusia a Europa y pese a USA, Europa y Rusia pudieron acabar los gasoductos y eleoductos, suministros que han sido estables desde esa época, solo la «crisis económica de USA» es la que ha saboteado la infraestructuras de suministro a Europa para ser USA el único proveedor a precios astronómicos .

    El verdadero enemigo de Europa no es Rusia, ellos solo querían vender sus materias primas a Europa y una contención de la OTAN, el verdadero enemigo es USA que sabe que con una Europa proveída de materias primas de Rusia, Europa es un claro productor de manufacturas de calidad superiores a las de USA y eso no lo puede permitir USA.

    ¿Por qué tanta supeditación a USA?

  • Pio
    Publicado a las 23:15h, 22 octubre

    A ver si explica en unas palabras por que en otras épocas, el gobierno era el responsable de lo que pasaba cuando subía la inflación ó bajaba el poder adquisitivo ó había deshaucios ó emigraban nuestros estudiantes y ahora ya no, ahora solo es responsabilidad de las empresas que crean el 90% del empleo y no del gobierno, como antes. ¿ será por que gobiernan los suyos ?

Publicar un comentario