Recomendaciones económicas libres de toda sospecha

Recomendaciones económicas libres de toda sospecha

 Una de las cosas que aprende antes cualquier estudiante de primero de Económicas es que cuantas más empresas ofrezcan bienes en un mercado hay más competencia y que eso favorece a los consumidores. Se demuestra fácilmente que cuantas menos haya el precio es más elevado y que se produce menos. Es lógico, porque lo que ocurre es que al haber menos empresas tienen más poder y pueden restringir artificialmente la producción para subir los precios. Es muy obvio y no creo que haya que estudiar economía para darse cuenta.
 Por eso resulta muy sorprendente que, según informa la prensa, la Academia de Economía, que se supone que es lugar donde están los economistas más sabios del lugar, pida «menos bancos y cajas por la vía de fusiones y absorciones». Es decir, que los consumidores tengamos menos posibilidad de elegir y, por tanto, que haya menos crédito y con intereses más elevados.
 Como también sorprende que sabiendo que la crisis se ha producido porque se ha dejado que los bancos hagan realmente lo que quieran en los mercados financieros, solicite también que el Banco de España «relaje su normativa del sistema financiero».
 Pero la sorpresa dura poco. Desaparece cuando el mismo diario informa que la Academia funciona bajo el patronazgo del Banco Santander y La Caixa, entre otras empresas.
 Por supuesto, a nadie se le puede pasar por la cabeza que estas entidades tengan nada que ver en las propuestas que hacen los académicos. Es simplemente una muestra más del conocimiento al servicio de la verdad, libre de influencias, independiente, de la economía como una ciencia cuyas propuestas son indiscutibles… (La información de prensa aquí

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario