¿Reímos o lloramos?

¿Reímos o lloramos?

 El gobierno holandés ha decidido comprar un bono por valor de 10.000 millones de euros al banco ING. Su dirección en España ha emitido un comunicado respondiendo a preguntas que se puedan estar haciendo sus clientes. La más graciosa me parece esta:
 «¿Está relacionada esta inversión del Gobierno holandés con los resultados financieros de ING o con sus ratings de solvencia? No. Es una muestra de la confianza que el Gobierno holandés tiene en la fortaleza de la posición financiera de ING, que se refleja en sus elevados ratings de solvencia».
 

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario