Stiglitz, Premio Nobel de Economía, elogia en Bolivia la nacionalización de los hidrocarburos

Stiglitz, Premio Nobel de Economía, elogia en Bolivia la nacionalización de los hidrocarburos

 El que fue Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, declaró en Bolivia que nacionalizar los hidrocarburos era lo que había que hacer porque, hasta ahora, Bolivia no recibía una justa remuneración por la explotación de sus recursos naturales   

 

 Es muy significativo que los medios españoles que tantas veces han dicho que la decisión de Morales era negativa e injustificada no se hayan hecho eco de estas declaraciones de todo un Premio Nobel de Economía. Y también es curioso cómo han interpretado sus explícitas opiniones algunos medios bolivianos, entre ellos La Razón, que es propiedad del Grupo Prisa.
 

 

 Transcribo a continuación sus palabras, según informó la Agencia EFE.  

 

 Stiglitz elogia nacionalización de los hidrocarburos de Morales (EFE 19-05-2006)
 
 

 

 El Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz elogió hoy la decisión boliviana de nacionalizar los hidrocarburos y señaló que lo más importante es que el país reciba una ‘compensación justa por sus recursos naturales’.
 
 ‘Eso es lo que habría que asegurar por el momento’, remarcó el profesor universitario estadounidense en una rueda de prensa en el Ministerio de Relaciones Exteriores de La Paz, en el segundo día de su visita a Bolivia, invitado por el presidente Evo Morales.

 
 Stiglitz dijo que ‘Bolivia no estaba recibiendo la retribución justa por sus recursos naturales’ y opinó que ‘era necesario cambiar los arreglos y disposiciones anteriores’ a la nacionalización, que ha dejado contra la espada y la pared a varias multinacionales petroleras.
 
 Sin embargo, el Premio Nobel 2001 aclaró que el gobierno de Morales tiene por delante otros desafíos, como lograr la condonación de la deuda externa para mejorar su situación.
 
 En su comparecencia ante los periodistas, Stiglitz opinó también que los Tratados de Libre Comercio (TLC) bilaterales que impulsa Estados Unidos perjudican los acuerdos comerciales multilaterales.
 
 El economista sostuvo que ‘esos tratados no son justos para los países en vías de desarrollo’, porque son una imposición antes que el resultado de una negociación.
 
 Estados Unidos ‘dice lo que tenemos que hacer y hay que aceptar’, indicó Stiglitz, quien dijo que esta forma de proceder la conoce por algunos de los negociadores estadounidenses.
 
 Con su opinión, el profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia dio la razón al mandatario boliviano, que decidió no entablar conversaciones con Estados Unidos para firmar un TLC y criticó los acordados por sus colegas de Colombia, Alvaro Uribe, y Perú, Alejandro Toledo.
 
 ‘Estos tratados bilaterales tienen un costo muy elevado porque muchas veces la gente común no va a tener acceso a medicamentos que, por ejemplo, están sujetos a propiedad intelectual’, y morirán por no pagar su elevado precio, apuntó.
 
 Stiglitz puso de ejemplo los efectos del acuerdo comercial entre Estados Unidos, Canadá y México (NAFTA, por sus siglas en inglés) y afirmó que ‘el desnivel económico entre México y EEUU se hizo más grande después de la vigencia de ese tratado’.
 
 De manera indirecta, sugirió a Bolivia mantener su postura contra el TLC, porque -dijo- ‘muchas veces es mejor no tener un tratado a tener uno mal concebido y mal realizado’.
 
 El Premio Nobel de Economía dijo que no había tenido la ocasión de examinar el Tratado de Comercio de los Pueblos (TCP), planteado por Evo Morales, ni la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), propuesta por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.
 
 Asimismo reiteró su crítica al ‘Consenso de Washington’, que se aplicó en los años 80 por intermedio del Fondo Monetario Internacional (FMI), especialmente para que los países de América Latina confrontaran sus problemas.
 
 ‘Todos los fracasos que tuvo el FMI, como la crisis en Asia y en el asesoramiento a varias economías, han reflejado más bien un fracaso y nos ha conducido a pensar que estas políticas que ha recomendado eran erróneas’, señaló.
 
 Stiglitz advirtió de que la ausencia de crisis en el sistema capitalista en la última época no significa que no las vaya a haber en el futuro.
 
 También aseguró que el mundo globalizado debe aprovechar las condiciones que ofrece, tanto entre países vecinos como lejanos, porque ‘las relaciones comerciales también se van a ir globalizando’ permanentemente.
 
 Stiglitz fue distinguido por la Universidad Mayor de San Andrés, de la ciudad de La Paz, que le entregó el título de Doctor Honorario.
 
 El Premio Nobel, que llegó a La Paz el miércoles, concluirá su visita mañana, viernes (Hasta aquí, la transcripción literal de la noticia de EFE).
 

 

 Como puede comprobarse, las manifestaciones de Stiglitz son contundentes. Sin embargo, la noticia y la editorial del diario boliviano La Razón, del Grupo Prisa (que, a su vez, edita el diario español El País), eran de otro tono. De ella es muy difícil apreciar el sentido y la contundencia exacta de las palabras de Stiglitz. 

 

 El Nobel 2001 aboga por más participación estatal 
 Posición • El estadounidense Joseph Stiglitz considera que el neoliberalismo fue un fracaso
(La Razón, 19-05-2006)
 
 

 

 El premio Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz, se mostró a favor de que el Estado tenga un rol más activo en aspectos económicos y sociales. Ésta y otras apreciaciones las compartió ayer en un encuentro con los medios de comunicación de La Paz. 

 

  Stiglitz considera como un fracaso el modelo económico establecido en América Latina a través del Consenso de Washington. “Bolivia fue uno de los mejores estudiantes de este modelo; estabilizó los precios y adecuó todas las medidas requeridas. Quitó el dolor, pero (la población) no llegó a ver las ganancias”, complementó. 

 

  El Premio Nobel aseguró que una de las fallas del neoliberalismo fue minimizar el rol del Estado. Y citó el caso de Chile, país frecuentemente citado como exitoso en la aplicación de este modelo. Según el criterio de Stiglitz, “el Gobierno de Chile reguló los flujos de capital, pero no privatizó todas las minas de cobre y puso un gran énfasis en educación y salud”. Con lo cual esta nación, en realidad, “siguió un curso distinto”, enfatizó. 

 

  “Todavía hay una interrogante importante sobre lo que el Estado debería hacer. Hay algunas áreas donde el Estado es necesario y hay otras donde el mercado tiene un papel importante”. 

 

  También criticó los Tratados de Libre Comercio (TLC) que su país natal, Estados Unidos, está promoviendo en América Latina. Afirmó que “son malos para la economía global” porque “socavan la estructura de los acuerdos multilaterales existentes”. A su juicio, además, “no son justos para los países en desarrollo”. 

 

  Por último, el Premio Nobel de Economía del año 2001 remarcó la necesidad de que Bolivia consiga mayores ingresos por sus recursos naturales.  

 

 Stiglitz en La Paz (editorial de La Razón, 20-05-2006) 

 

 El premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, estuvo en La Paz por segunda vez. Su agenda fue apretada en un viaje corto que incluyó la visita al Palacio de Gobierno, varias conferencias y la designación de Doctor Honoris Causa de la Universidad Mayor de San Andrés. Pero lo más importante de la presencia de Stiglitz en Bolivia fueron los mensajes que dejó.  

 

  El Premio Nobel de Economía dijo que Bolivia fue uno de los mejores alumnos para salir de la hiperinflación, que supo estabilizar los precios y adecuó todas las medidas requeridas. “Quitó el dolor, pero no llegó a ver las ganancias”, apuntó. 

 

  Sin esconder su rechazo a los Tratados de Libre Comercio, enfatizó que Bolivia debe empeñarse por aumentar la capacidad del Estado en la regulación de los recursos naturales, sin que ello implique caer justamente en los errores de países como Rusia. 

 

Tags:
Sin comentarios

Publicar un comentario