Otro medio que miente: ahora El Confidencial (@elconfidencial)

Escuchar

Hace unos días escribía en esta web sobre las mentiras que el medio digital La información decía sobre mi pensamiento y cómo había tratado de ocultarlas sin rectificar cuando yo las denuncié (ver Así miente un medio de comunicación y Así disimula un medio de información que ha mentido).

Desgraciadamente, hoy tengo que denunciar las mentiras de otro medio y si en la ocasión anterior decía que las mentiras eran tan burdas que causarían risa, ahora debo decir que provocan carcajadas porque la exageración es simplemente impresionante.

El diario digital El Confidencial publicaba el 20 de noviembe un articulo de Iván Gil titulado VICENÇ NAVARRO Y JUAN TORRES. Los economistas de Podemos reniegan del decrecimiento y apuestan por el desarrollo.

El título ya es una simple estupidez porque cualquiera que haya leído algo de Navarro o mío sabe que no hemos suscrito nunca la tesis del decrecimiento y que, por tanto, no podemos renegar de ella. Pero lo más grande es lo que el autor del artículo dice sobre mí. Atentos:

Una buena parte de los primeros planes de desarrollo económico que impulsó el Gobierno venezolano de Hugo Chávez –las llamadas misiones– llevan el sello del catedrático granadino Juan Torres. Un trabajo que analiza de forma pormenorizada, y reivindica sus resultados con orgullo, en el ensayo Venezuela, a contracorriente: Los orígenes y las claves de la revolución bolivariana (Icaria). 

Es una mentira tan exagerada que, como he dicho, provoca carcajadas. Primero, porque yo estuve en Venezuela por primera vez en mi vida dos meses en el verano de 2002, cuando no se habían puesto en marcha las Misiones a las que hace referencia la noticia. Decir que en ese tiempo yo puse el sello a las misiones que vinieron después es tan estrambótico y fuera de la realidad que me quedo sencillamente paralizado. Es una pura mentira. Como también es mentira que en el libro que cita yo me refiera a las Misiones o que las defienda “con orgullo”. El periodista no se ha tomado la molestia de ver el índice del libro ni, mucho menos, de comprobar que yo sencillamente no escribo sobre la misiones. Es fácil comprobar que en mi capítulo (titulado La economía en tiempos de convulsión: luces y sombras) solo menciono una sola vez la palabra Misiones y sin hacer ningún tipo de valoración.

Pero no termina ahí el asunto. Justamente el mismo día en que El Confidencial publicaba este artículo con mentiras sobre mí me llamó su subdirector para solicitarme amablemente información sobre el documento que junto a Vicenç Navarro he elaborado para Podemos. Le dije que no podía darle información sobre él y aproveché para decirle que el artículo que habían publicado era una auténtica barbaridad y me pidió disculpas. Pero mi sorpresa es que, en lugar de rectificar la información, se limitan a cambiar el texto ¡¡sin dejar de mentir!!

Efectivamente, en la segunda versión del artículo, su autor sustituye el párrafo anterior por el siguiente:

Los primeros planes de desarrollo económico que impulsó el Gobierno venezolano de Hugo Chávez –las llamadas misiones– contaron con la asesoría del catedrático granadino Juan Torres, aunque este matiza que su influencia “fue testimonial” y se limitó a un par de colaboraciones durante breves períodos de dos meses. 

Otra mentira del periodista porque yo nunca he dicho a nadie que mi intervención sobre ese asunto fuese ni testimonial ni no testimonial. Nunca he asesorado sobre las misiones ni sobre esos primeros planes de desarrollo.

Lamento decir, por tanto, que El Confidencia es un medio de desinformación que miente descaradamente.

Lógicamente, yo no puedo saber cuáles son las intenciones por las que esos periodistas mienten. Es verdad que ni yo ni nadie podemos saberlas. Pero no hay que ser un lince para darse cuenta de lo que está pasando. No puede ser una casualidad que se manipule y mienta siempre en el mismo sentido: para tratar de demonizar a Podemos y para presentarlo como si fuera un títere de Venezuela o Cuba.

Siento vergüenza y tristeza al comprobar que profesionales de la información se convierten en marionetas y en divulgadores de la mentira, y como prueba de lo que digo dejo abajo dos capturas de pantalla de los textos que he transcrito antes (el borrado pero que se encuentra en la caché de Google y la segunda versión).

confi1confi2

El secuestro mediático del debate económico

Escuchar

Publicado en Público.es el 17 de noviembre de 2014

Un efecto positivo que al menos ha tenido la crisis es que la discusión sobre las cuestiones económicas se ha socializado bastante.

Quienes impartimos habitualmente conferencias y charlas a gente muy dispar creo que comprobamos sin lugar a dudas que su interés por los problemas económicos es mucho mayor que antes de 2007. Mi experiencia personal es esa y también que incluso ha aumentado extraordinariamente el conocimiento que personas de cualquier origen y formación tienen sobre este tipo de temas. El número de quienes asisten a actos en donde se explican  es mucho mayor y se percibe claramente que se sabe mucho más de economía que hace unos años.
Sigue leyendo

De nada sirve sobreactuar

Escuchar

En mi artículo de esta semana en El País Andalucía critico la actitud de la presidenta de Andalucía que para dar una imagen de fuerte rechazo de la corrupción se salta las normas de su propio partido. Puede leerse aquí.

Semana de Economía Crítica en Sevilla

Escuchar

El grupo de investigación EcoEcoFem (Economía Ecológica, Feminista y Desarrollo) de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, tiene el placer de invitarles a la ”SEMANA DE ECONOMÍA CRÍTICA” que tendrá lugar del 18 al 21 de noviembre de 2014 en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

Se trata de un Ciclo de Conferencias* que abordará, desde diversas perspectivas heterodoxas (marxistas, feministas, agroecológicas…) el análisis y diagnóstico del sistema económico actual y su situación de crisis generalizada. El objetivo es reflexionar y debatir desde estas otras maneras de entender la economía, vislumbrando alternativas que promuevan la transformación hacia una sociedad más equitativa, solidaria y sostenible.

Las/os ponentes que nos acompañarán en este Semana son:

Martes 18:  CAPITALISMO Y ECONOMÍA MUNDIAL

Xabier Arrizabalo Montoro. Profesor titular Universidad Complutense de Madrid

Edificio 45, Aula 105 17:00-19:00

Miércoles 19:

REPENSANDO LA RELACIÓN ENTRE ECONOMÍA Y ALMENTACIÓN DESDE EL ECOFEMINISMO. Presentación del libro “Género, Agroecología y Soberanía Alimentaria”.

Marta Soler Montiel, Irene García Roces y Assumpta Sabuco Cantó

Universidad de Sevilla-Universidad de Córdoba

Edificio 45, Aula 105,  17:00-19:00

Jueves 20:

OTRA ECONOMÍA, OTRO MODO DE ESTUDIARLA Y DE TRANSFORMAR LA REALIDAD

Juan Torres López. Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla.

Edificio 45, Aula B11 17:00-19:00

Viernes 21:

SUBVERSIÓN FEMINISTA DE LA ECONOMÍA

Amaia Pérez Orozco. Doctora en Economía Internacional y Desarrollo por la Universidad Complutense de Madrid.

Edificio 45, Aula 105 12:00-14:00

Se entregará un certificado a los/as asistentes

 

El enemigo lo tienen dentro

Escuchar

En mi artículo de esta semana en El País Andalucía comento que la obsesión de los grandes partidos contra Podemos responde a una percepción equivocada de las cosas: la amenaza a la democracia y el problema grande que se cierne sobre España no proviene de quien ahora se incorpora a la vida política reclamando limpieza sino de quienes han ensuciado la vida política y social. Como dice su título: el enemigo lo tienen dentro. Puede leerse aquí.

Se prohíbe el cante y ganarle al P

Escuchar

En m artículo de esta semana en El País Andalucía comento unas declaraciones recientes del secretario general del PP en esta comunidad quejándose de que la gente se organice para tratar de ganar las próximas elecciones municipales. A la derecha española le siente mal eso de que los demás gobiernen también España. Puede leerse aquí.

Las mujeres, calladitas

Escuchar

En mi artículo de esta semana en El País Andalucía comento unas declaraciones del director general de Microsoft diciendo que las mujeres no deben pedir aumentos de sueldo. Como tantas veces se les pide, también en las empresas las quieren calladitas. Puede leerse aquí.

Respuesta de Antonio Turiel

Escuchar

Antonio Turiel ha escrito un artículo comentando la discusión que se había producido en días pasados a tenor del suyo inicial y quiero señalar públicamente que agradezco mucho su respuesta y su generosidad. Ojalá todas las “disputas” que yo pudiera mantener en la vida tuvieran enfrente a personas como él, a alguien a quien no le importa decir “lo siento” para evitarlas. Yo también siento haber tenido esta discusión y también pido mil disculpas a Antonio Turiel si en ella pude decir algo que le sentase mal o que le ofendiera.

Aprovecho y transcribo a continuación su artículo.

Una tormenta en un vaso de agua

El castellano es una lengua sutil, rica en matices. Pequeños cambios en una desinencia verbal, el uso hábil de las diversas personas del sujeto de una frase, el empleo discrecional de las preposiciones y de los signos de puntuación y entonación y otros muchos recursos hacen que una frase de longitud kilométrica (pues éste es otro de los excesos propios a la lengua de Cervantes) pueda decir una cosa o prácticamente la contraria al cambiar una sola letra, pasando el cambio casi desapercibido en la inmensidad de la unidad semántica que lo contiene. Paradójicamente, pasa, sin embargo, que el carácter castellano es bastante menos sutil que la lengua que utiliza; quizá por ser un pueblo de sangre mediterránea y culturalmente más extravertido y dado a los excesos, o pudiera ser por una historia forjada a fuerza de espada y sueños de conquista, el caso es que los españoles son, por lo general, broncos y para nada sutiles. Tal disonancia entre carácter y lengua es motivo de no pocas confusiones y espurias disputas. Y esto parece ser lo que ha pasado con el profesor Juan Torres y el artículo que  publiquéel otro día en el blog Última llamada que aloja eldiario.es. Sigue leyendo

Esos monstruos llamados bancos

Escuchar

Publicado en Público.es el 25 de octubre de 2014

Los bancos privados disfrutan de un privilegio extraordinario: cada vez que conceden un crédito crean dinero. No monedas o billetes, que es lo que la gente normal y corriente cree que es el dinero, sino dinero bancario, es decir, medios de pago a través de sus cuentas.

Cuando reciben los depósitos de sus clientes los bancos no los mantienen totalmente en reserva para hacer frente a los reintegros que éstos soliciten sino que conservan en caja una parte mínima y disponen del resto para realizar préstamos (por eso se dice que es un sistema bancario de reserva fraccionaria).

Sigue leyendo